General Motors, en alianza con la automotriz china SAIC, invertirá 5.000 millones de dólares para desarrollar una nueva familia de autos chicos en los llamados “mercados emergentes”. Se trata del llamado Proyecto GEM, una plataforma low-cost que permitirá reemplazar a cuatro modelos: Sonic, Aveo, Classic/Sail y Onix/Prisma.

No hay fecha de lanzamiento oficial para este modelo, aunque se estima que no arribará antes de que termine el 2017. Autoblog accedió a documentación que permitió confirmar varios detalles de este proyecto.

El Proyecto GEM es una evolución de los Proyectos E-Car y Ambar. Hasta ahora, esos desarrollos eran regionales, pero en los últimos meses se decidió avanzar con una plataforma más internacional, al menos para los “Global Emerging Markets” (de ahí la sigla GEM).

Es la región comprendida por toda América Latina, África, Asia y Medio Oriente. El monto del desembolso ya había trascendido en julio de 2015, pero ahora Autoblog obtuvo más detalles.

Los cuatro modelos que dejarán de fabricarse serán reemplazados por una sola familia de autos. El Aveo (ya discontinuado en Argentina) hoy se produce a un ritmo de 70 mil unidades al año. El Sonic, a 20 mil por año. El Classic/Sail, 50 mil anuales. El Onix/Prisma es el más exitoso: 300 mil al año.

Aunque no figura en los documentos, es posible que también impacte en modelos más de nicho como Agile, Cobalt, Tracker y Spin.

El objetivo del Proyecto GEM es superar a la suma de todos los anteriores: General Motors planea fabricar 550 mil vehículos al año con esta plataforma de bajo costo. Esa meta es sólo para América Latina. Al sumar los otros continentes, la cifra de ventas anuales se proyecta a 1.8 millones de autos.

De resultar exitoso y alcanzar esas cifras, el Proyecto GEM se convertirá en uno de los autos más vendidos del planeta.

“Una sola familia de autos globales, que reemplace al múltiple legado de diferentes modelos, permitirá mejorar la escalabilidad de producción, proveedores, marketing y postventa”, explica el documento al que accedió Autoblog.

El Proyecto GEM se fabricará en nueve plantas de producción. Está por verse si, para el Mercosur, Brasil será el único proveedor. O si la planta argentina de Santa Fe tiene chances de recibir parte de la inversión. La decisión dependerá del ultimátum que GM le dio el mes pasado al Gobierno brasileño, para resolver su crisis política y económica (leer más).

En el proceso de producción también intervendrán seis plantas de motores y transmisiones.

Los centros de diseño regionales de GM también están comprometidos full-time con este proyecto. Es que la plataforma será la base para desarrollar una familia de nueve variantes de carrocerías, todas para el Segmento B (chico).

Habrá un hatchback, dos sedanes (uno más espacio que el otro), una SUV, una familiar-rural, dos monovolúmenes (cinco y siete asientos) y un crossover con estética de coupé.

C.C.