Esta es la vedette del Salón de Ginebra 2016. Y será uno de los autos más espectaculares del año. Bugatti presentó hoy en Suiza a la sucesora de la famosa Veyron: la nueva Chiron.

El nuevo buque insignia del Grupo Volkswagen tendrá una producción limitada de sólo 500 unidades. Su precio de lista (sin impuestos) es de 2,4 millones de euros.

La Veyron, que costaba un millón de euros en su versión estándar, se dejó de fabricar en febrero de 2015. Se vendió sólo un ejemplar en la Argentina, perteneciente a la familia Roemmers (ver nota).

El nombre de la nueva Bugatti es un homenaje al monegasco Louis Alexandre Chiron, piloto de la escudería francesa, fallecido en 1978.

La nueva Chiron competirá contra la actual generación de hypercars: McLaren P1, Porsche 918 Spyder y Ferrari LaFerrari. Pero, a diferencia de ellos, no tendrá una mecánica híbrida.

Sobre la base de una estructura completamente construida en fibra de carbono, Bugatti instaló una notable evolución del motor W16 8.0 cuatri-turbo de la Veyron: entrega 1.500 caballos de fuerza y 1.600 Nm de torque. Acelera de 0 a 100 km/h en “menos de 2,5 segundos” y su velocidad máxima está “limitada electrónicamente” a 420 km/h.

Por supuesto, al igual que la Veyron, tiene tracción en las cuatro ruedas y pesa dos toneladas. Semejantes fuerzas en disputa están gobernadas por una caja automática DSG de siete marchas.

La Chiron será fabricada en la misma planta de Mosheim (Francia) donde se produjo la Veyron. Bugatti asegura que ya recibió 150 pedidos firmes. Las entregas comenzarán en octubre. ¿Los Roemmers renovarán su garage?

***

***

VIDEO: Bugatti Chiron

Galería: Bugatti Chiron: deja bien atrás a la Veyron

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com