El presidente Mauricio Macri anunció el viernes pasado que el corte de etanol en las naftas argentinas aumentará del 10% actual al 12%, a partir de mayo. Es el esperado regreso de la alconafta, una promesa que Daniel Scioli realizó durante la pasada campaña electoral (ver nota), pero que Macri llevará a la práctica a pesar de no haberlo prometido.

El regreso de la alconafta a la Argentina es un proyecto anunciado por la presidenta Cristina Kirchner en julio de 2013 (leer nota), donde las primeras evaluaciones hablaban de llevar el corte al 15%. En octubre de 2013, las automotrices agrupadas en Adefa dieron la aprobación técnica para el uso de este combustible con corte del 12% en los vehículos comercializados en la Argentina (leer nota).

“Anunciar el crecimiento del 10 al 12 por ciento del corte de etanol garantiza el crecimiento de la región. Vamos a generar trabajo en todo el Norte argentino. El Norte tiene mucho para aportar. El Norte va a ser un gran motor del crecimiento de la Argentina", aseguró Macri en Tucumán.

La mayor presencia de alcohol en las naftas argentinas permitirá aumentar de 343 millones a 503 millones la cantidad de litros anuales de bioetanol de caña de azúcar que se entrega a las destilerías de combustible.

Se espera que este aumento en el corte de alconafta reporte ingresos por 1.680 millones de pesos adicionales a las economías de Tucumán, Salta y Jujuy.

En octubre pasado, en Tucumán, se presentó un Volkswagen Voyage muy especial: es el primer taxi argentino con motor Flex, que puede funcionar hasta con un 25% de etanol (ver nota).

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com