Renault Argentina emitió hoy un comunicado de prensa acerca del escándalo que sacudió hoy a Francia: la policía local allanó oficinas y plantas de producción de la marca del Rombo en busca de pruebas acerca de un posible fraude con las emisiones contaminantes de los motores diesel.

El Gobierno francés, principal accionista de Groupe Renault, aseguró que este nuevo #DieselGate no está relacionado con el affaire de Volkswagen (leer más). Y afirmó que, por el momento, no se descubrieron dispositivos para falsear los tests de emisiones. Sin embargo, las acciones de Renault se hundieron en la Bolsa de París, arrastrando a otras automotrices francesas que hasta ahora no están involucradas.

Al escepticismo general de los mercados contribuyó el hecho de que Christian Vandenhende, responsable de Control de Calidad de Renault, haya vendido en diciembre acciones de la automotriz por un total de 745 mil euros, en una decisión que algunos interpretaron de un anticipo de los allanamientos que se avecinaba.

Los motores de Renault que se encuentran bajo sospechas de la Justicia francesa son los propulsores turbodiesel de última generación. Entre ellos está incluido el moderno 1.6 bi-turbodiesel que Renault instalará en la pick-up Alaskan que se producirá en Córdoba (leer más).

A pesar de no encontrarse dispositivos como los del Grupo VW, las emisiones detectadas en algunos de estos impulsores estarían por encima de lo admitido por la normativa europea.

La filial de Renault Argentina, a cargo de Luis Fernando Pelaez Gamboa, emitió esta tarde el siguiente comunicado de prensa a través del áera de Comunicaciones que dirige Julieta Rotger. Allí la firma deslinda responsabilidades y niega las acusaciones.

***

Comunicado de prensa de Renault Argentina Comunicado de prensa Grupo Renault

Después de la revelación pública de la Agencia Americana de Protección del Medio Ambiente (EPA) sobre la existencia de un software del tipo “Defeat Device” existente en un constructor automovilístico de primer rango, el gobierno francés formó una comisión técnica independiente.

Esta comisión, llamada Comisión Royal, tiene como misión verificar que los constructores franceses no hayan equipado sus vehículos con algún tipo de software equivalente.

En este contexto, la UTAC (Grupo Independiente de Homologación y Certificación de productos) está probando actualmente 100 vehículos en circulación, de los cuales 25 son Renault, el equivalente a la cuota de mercado de Renault en Francia. A finales de diciembre de 2015, ya se habían probado 11 vehículos, 4 de los cuales son Renault. Esto ha permitido a las autoridades públicas francesas establecer un diálogo nutrido y fructífero con la ingeniería de Renault.

En este sentido, la Dirección General de Energía y Clima (DGEC), interlocutor piloto de la Comisión técnica independiente, según el Ministerio de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, considera que el procedimiento en curso no pone de manifiesto la presencia de un software malicioso equipado en los vehículos Renault.

En paralelo, la DGCCRF (Dirección General de la Competencia, del Consumo y del Control de Fraudes) ha decidido proceder a una investigación complementaria in situ, que tiene por objetivo validar de forma definitiva los primeros elementos de análisis realizados por la Comisión técnica independiente.

La DGCCRF se ha presentado en la Sede Social, en el Centro Técnico Renault de Lardy y en el Tecnocentro de Guyancourt.

Los equipos de Renault cooperan plenamente con los trabajos de la Comisión Royal y en las investigaciones complementarias decididas por el Ministerio de Economía.

Tras el éxito del COP 21, Renault desea acelerar su inversión al servicio de las soluciones industriales útiles para la preservación del planeta.

El Grupo Renault se encuentra actualmente en el top 3 (1º en 2013, 2º en 2014) de los programas de mejora de la huella de CO2. Después de 3 años, el Grupo Renault ha reducido, en concreto, en un 10% la huella de carbono de sus vehículos.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com