Con el arranque del 2016 comenzó a regir en la Argentina la nueva normativa acordada por las automotrices agrupadas en Adefa (fabricantes) y Cidoa (importadores), junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial (con nuevo director desde el 21 de diciembre): todos los nuevos modelos lanzados a la venta en el país (dentro de las categorías de autos de pasajeros y comerciales livianos) deberán equipar de serie anclajes para sillas infantiles.

Los únicos dos sistemas de anclajes admitidos por la normativa son del tipo Isofix o Latch (ver cómo funcionan).

Se entiende como nuevos modelos lanzados a la venta a todos aquellas nuevas generaciones de un vehículo. No incluye a modelos que ya se venían comercializando o a restylings de variantes ya existentes.

De hecho, la mayoría de los nuevos modelos lanzados en diciembre de 2015 ya incorporaban estas medidas de seguridad. Es el caso de los nuevos Toyota Hilux/SW4 y Chery QQ. La nueva Nissan NP300 Frontier, en cambio, no trae estos dispositivos de seguridad y quedó exceptuada de esta obligatoriedad al iniciar su comercialización el pasado 28 de diciembre.

De todos modos, deberá incorporarlos dentro de dos años. La normativa establece que la obligatoriedad se extenderá a todos los 0KM comercializados en el mercado (sean nuevos lanzamientos y veteranas generaciones a la venta) a partir del 1° de enero de 2018.

Para conocer el cronograma de las próximas medidas de seguridad obligatorias para los autos que se venden en la Argentina se recomienda leer esta nota.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com