La Prefectura de San Pablo anunció que a partir de 2016 se prohibirá la habilitación de taxis que utilicen modelos de autos con una distancia entre ejes inferior a los 2,45 metros. Esta medida, que se anunció con el objetivo de brindar un mayor confort a los pasajeros, deja curiosamente fuera del mercado de taxis sólo a dos modelos fabricados, ambos fabricados en la Argentina: Fiat Siena (2,37 metros) y Chevrolet Classic (2,44 metros).

Desde el gobierno municipal no se explicaron los motivos para la elección de la distancia de 2,45 metros, pero este valor alimenta las sospechas de proteccionismo encubierto cuando se descubre que el Volkswagen Voyage fabricado en Brasil zafó de la proscripción por apenas 15 milímetros.

La medida favorece a otros modelos brasileños, como el Renault Logan y el Chevrolet Cobalt, ambos con más de 2,60 metros de distancia entre ejes.

Más allá de esta medida, hay una buena noticia para los usuarios de los taxis brasileños: también a partir de 2016 los nuevos autos matriculados deberán equipar de serie frenos ABS, doble airbag frontal, aire acondicionado y sistema de pago con tarjeta de débito.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com