Texto: Carlos Alfredo Pereyra y Sebastián Salas
Fotos y video: Freddycam

Este trabajo nos dejó muy cansados, agotados. Tardamos en reponernos. Por eso esta nota, el video y las fotos recién se presentan hoy a los lectores de Autoblog (ver nota de lanzamiento de Mercedes-Benz Bluetec5).

Para el equipo que trabajó en esta puesta en escena fue un esfuerzo considerable, donde el mayor desafío fue demostrarle a un cliente escéptico (una agencia de publicidad) nuestra calidad de proyecto. Nos conocemos hace veinte años, pero parece que cada nueva intervención fuera un examen de admisión. Esto agota mentalmente y va erosionando tu ánimo y tu rendimiento. Visto en perspectiva (y también en detalle) es un buen trabajo, pero juzguen ustedes y comenten.

Es más, los desafío a que estimen su precio. No revelaré la cifra pues es confidencial, pero será interesante asistir a la compulsa fundamentada.

Uno está fogueado en esto y en ningún momento duda de su experiencia y capacidad de resolución. Tampoco dudo sobre las personas que convoco para la producción, pero sí mina el espíritu y hace perder mucho tiempo, el inexplicable pánico y zozobra en los que entran los publicitarios y otras áreas relacionadas con el marketing. Hay una frontera o línea nítida entre las mentalidades proyectuales/hacedoras (las verdaderamente proactivas); respecto a las que sólo las mueve el cumplir irreflexivamente con un listado de objetivos punteados en un brief, que se enarbola como Carta Magna.

Hoy, con el Diario del Lunes, voy a contarles cómo se libró el combate entre los que desean congraciarse con el cliente a cualquier costo; y aquellos que tenemos la responsabilidad de llevar el barco en forma segura al puerto de destino.

Definimos al proyecto Mini Euro 5 como un sistema compuesto por dos piezas vitales. Una de ellas es la maqueta paisajística (la cual no estuvo exenta de controversias), que fue diseñada representando diferentes regiones de la Argentina, en un recorrido de una vía ascendente/descendente, con pendientes al 4% y amplias curvas, todas de igual radio.

La otra es el camión que la recorre, en este caso una réplica del actual Mercedes-Benz Actros Mercosur, configurado como chasis rígido, radio controlado en escala 1/24. El punto de partida dimensional no era caprichoso, ya que en el mercado se consiguen maquetas plásticas de muy buena calidad de representación que nos permitirían acelerar el trabajo.

Elegimos la marca Italeri, la cual nos ofrecía un kit tractor/semirremolque Actros (algo antiguo), del cual sólo tomaríamos la cabina y al que no iba a costar demasiado versionarlo como al que actualmente se produce en Brasil para la región.

Con las Mercedes-Benz Vito habíamos hecho el modelo desde cero (ver nota), optando por una plataforma o chasis de vehículo a control remoto disponible, carrozándola con nuestro diseño y manufactura, que respondía a la fisonomía del nuevo furgón producido en Argentina.

En consecuencia fuimos conscientes que el trabajar en 1/24 nos iba a proporcionar muy buenos detalles, pero serios problemas en los mecanismos de la dirección y transmisión. En tal sentido la experiencia estaba, y más aún las ganas, así que decidimos empezar por el camión antes que nada, ganándole tiempo al tiempo. Con folletería y manuales técnicos de la marca alemana, diseñamos un chasis de doble eje trasero en configuración 6x4, ya que por esos días logramos armar un tándem de diferenciales de reducidas dimensiones sin detrimento de las dimensiones reales que pedían la escala y el proyecto.

Aunque los ensayos validaban la propuesta, la realidad nos chocó de frente cuando lo sometimos a los 700mm de radio que tendrían las curvas de la maqueta paisajística. Nuestro Actros era imponente pero muy chúcaro, se llevaba todo por delante y corría riesgos de caerse; así que decidimos abortar esa configuración pasando a un eje simple, obligándonos a tirar por la borda chasis y carrocería, rediseñar todo nuevamente, y en 48 hs tenerlo andando.

Con los dedos de pies y manos cruzados, para que todo funcionase, reiniciamos las pruebas advirtiendo que el ángulo de giro se había reducido hacia la izquierda pero no hacia la derecha. Ya para entonces, con la maqueta paisajística en construcción avanzada, era imposible replantearla. El camión tenía que doblar o doblar para ambos lados, y por igual. En tanto todo el recorrido recibía un guardrail interno/externo perimetral y reforzado. En estas instancias y a causa de la escala, el sistema de la dirección era una delicada maquinaria de relojería imposible de rediseñar, pero que a fuerza de pensar y pensar, logró optimizarse con tanta eficacia que ahora estábamos girando hacia la derecha, a menos de 700 mm. Ya estábamos sobre la entrega.

Además, nuestro Actros híperdetallado tenía que portarse bien y rodar cinco días y no solo tres, como inicialmente se nos había solicitado y encargado. ¡Nadie nos había avisado!

Ya en la pista, una vez comenzado el evento, pasamos los dos primeros días sin sobresaltos manejando el camión nosotros. Reductor mediante, desmultiplicamos las vueltas del motor y limitamos la carrera del acelerador, y así nuestro vehículo superó todos los objetivos. Pero enseguida padecimos de un nuevo mal y el peor de todos: los embates de la conducción despiadada de ciertos visitantes inexpertos en radiocontrol, que invariablemente lo maltrataron tanto, al punto de que al tercer día de exhibición el camión, golpeado, sin dirección ni transmisión, volvió al taller en procura de una cirugía mayor que le permitiera vivir hasta el fin de la semana.

Como en el Dakar, corriendo de día y reparando contra reloj en la noche (sacrificando otras actividades importantes y la vida privada), el camión se reconstruyó cada vez, y regresó a la arena a batallar. El desafío de escalar un kit RC 1/18 en 1/24 había sido materializado atravesando previstos e imprevistos.

Tal vez este texto haya resultado algo extendido, y sabemos que ciertos lectores protestan o directamente no leen. Es mi costumbre ser lo más detallado posible, así que espero que entre lo escrito, las fotos y el video se puedan formar una idea de lo que este evento fue para nosotros. Sin dudas las Estrellas estuvieron en la pista, allí se exhibió la nueva línea de camiones Mercedes-Benz Bluetec 5, pero las estrellas indiscutibles indoor fueron nuestra pista y nuestro camión. Esperamos haber estado a la altura de tan magno evento.

C.A.P./S.S.

***

Jugando con Actros: batalla en el micromundo
La pista en escala recrea paisajes de la Argentina.

Jugando con Actros: batalla en el micromundo
Tiene pendientes de hasta el 4% y amplias curvas.

Jugando con Actros: batalla en el micromundo
El Actros en escala 1/24 sufrió los maltratos de cinco días de evento de lanzamiento en el Autódromo.

Jugando con Actros: batalla en el micromundo
Al término de cada jornada, entraba a boxes y era reconstruido por completo.

Jugando con Actros: batalla en el micromundo
Prueba superada.

***

VIDEO: Jugando con Actros

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com