La primera Ford Ranger llegó a la Antártida. Una unidad de la pick-up producida en Pacheco prestará servicios en la Base Esperanza, donde deberá enfrentar temperaturas de 38 grados bajo cero. Los vientos en ese lugar son tan fuertes que debieron blindarse los vidrios: sólo así pueden resistir las rachas de hasta 220 km/h.

La unidad cuenta con el motor Puma 3.2, de cinco cilindros y 200 caballos de potencia. No se informó si la mecánica recibió una preparación especial para el frío.

Ford Argentina detalló cuáles serán las tareas que cumplirá la primera Ranger en la Antártida: “La camioneta se utilizará para distribuir provisiones en las distintas dependencias, trasladar a los niños a la escuela cuando las condiciones climáticas no son favorables, desplazarse hacia la laguna que provee agua potable a la base o hasta la futura pista de aterrizaje y realizar reconocimientos científicos en el glaciar cuando las características de la nieve lo permitan”.

En el comunicado de prensa, que se reproduce acá abajo, llamó la atención que Ford destaque que se trata del “único vehículo civil en territorio antártico argentino”.

Como es sabido, en la Antártida hay Mercedes-Benz Unimog, Polaris Ranger (leer crítica) y hasta dos Toyota Hilux (ver nota). Pero estos vehículos prestan servicios en bases y operaciones militares, no con fines civiles, como será el caso de la Ranger.

Una Ford Ranger en la Antártida
A juzgar por la foto, la Ranger fue llevada a la Antártida por Spiderman. O algo así.

***

Comunicado de prensa de Ford Argentina La Ranger será el único vehículo civil en territorio antártico argentino

Buenos Aires, 9 de octubre de 2015.- Una Ranger fue destinada a la Base Esperanza de forma permanente por el Ejército Argentino en el inicio de la segunda etapa de la Campaña Antártica, que ocurre entre los meses de diciembre y febrero, para abastecer a las bases argentinas tanto permanentes como temporarias en el territorio austral. La pick up de la marca del óvalo operará bajo temperaturas extremas de hasta 38° C bajo cero y vientos de 220km/h.

Para prestar servicio en las tierras heladas, la Ranger fue acondicionada con vidrios blindados debido a los fuertes vientos y será el único vehículo civil que rodará junto a los Unimog y cuatriciclos especialmente preparados para prestar servicio en aquellas latitudes.

La camioneta se utilizará para distribuir provisiones en las distintas dependencias, trasladar a los niños a la escuela cuando las condiciones climáticas no son favorables, desplazarse hacia la laguna que provee agua potable a la base o hasta la futura pista de aterrizaje y realizar reconocimientos científicos en el glaciar cuando las características de la nieve lo permitan.

La Base Antártica Esperanza (BAE) es una estación científica de la República Argentina ubicada en punta Foca, sobre el estrecho Antártico en la península Antártica (o Tierra de San Martín). Junto a la chilena Villa Las Estrellas, son los únicos establecimientos de esa región donde hay personal civil temporal cumpliendo funciones militares, científicas o de servicio acompañados de sus familias.

Trabajando en las más extremas condiciones, la Ranger demuestra su capacidad para las exigentes tareas a la que es sometida en forma cotidiana.

La Ranger ofrece un completo equipamiento, donde se destaca un motor Puma cinco cilindros turbodiésel. Como referente en su segmento continúa ofreciendo toda la tecnología de seguridad activa y pasiva: ABS y doble airbag frontal, airbags laterales y de cortina, distribución electrónica de frenado (EBD), control de estabilidad (ESP), control anti vuelco (ROM), control de tracción (TCS), asistente de partida en pendientes (HLA), control de carga adaptativo (LAC), control de balanceo de trailer (TSM), luz de frenos de emergencia (EBL) y control electrónico de descenso (HDC).