¿QUÉ ES?: Es un restyling del hatchback de Renault para el Segmento C (compacto). El Mégane III se lanzó a la venta en noviembre de 2010 (leer crítica) y se mantuvo a la venta la primera mitad de 2014. Tras un impasse de casi un año, se exhibió en el Salón de Buenos Aires (ver stand de Renault). Llega importado de Turquía y ya está a la venta en nuestro mercado.

MECÁNICA: El motor M4R 2.0 16v de 143 cv y 195 Nm fue reemplazado por el K4M 1.6 16v de 110 cv y 145 Nm. Caja manual de cinco velocidades y tracción delantera.

LO MÁS: En Autoblog siempre preferimos el comportamiento dinámico del Mégane III por encima del desempeño del Fluence.

LO MENOS: Pero el nuevo motor más chico deja ahora al Mégane III un escalón por debajo ante la mayor oferta mecánica del Fluence (entre 110 y 190 cv). El nuevo Mégane IV está a punto de prensentarse en Europa e incluso ya fue visto en la Argentina (ver nota y fotos).

EL DETALLE: Viene de serie con seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad, control de tracción, anclajes Isofix, llantas de aleación de 16 pulgadas, climatizador bizona y sistema multimedia R-Link, con pantalla de siete pulgadas, navegador satelital, y conectividad CD/MP3/USB/Aux/Bluetooth. Más datos del equipamiento en la ficha técnica para descargar.

PRECIO: 286.400 pesos. Garantía de tres años o 100 mil kilómetros.

***

Ficha técnica Renault Mégane III Phase 2  

***

***

Comunicado de prensa de Renault Argentina Nuevo Renault Mégane III, un ícono que se renueva

Por historia, presencia y trayectoria es la referencia entre las berlinas o hatchbacks del segmento medio. Un capital histórico de la marca que estrena nueva estética y la nueva identidad de marca, adoptando la última tecnología aplicada.

El generoso equipamiento de seguridad y confort lo convierten en un protagonista ineludible de su categoría.

Destacando el posicionamiento actual de un portfolio relanzado con decisión –bajo el lema “Renault Revolution”–, se presenta en el Salón de Buenos Aires el Nuevo Renault Mégane III, para retomar la senda histórica de los hatchbacks más cualitativos y proponer una opción inteligente y tecnológicamente asistida como nunca antes.

Desde un diseño elegante y actual cimienta sus pilares en la tecnología, seguridad y eficiencia. La filial local adopta la política de proponer en una sola versión: la mejor ecuación para dirigirse al corazón del segmento. La meta es garantizar la continuidad en el mercado de un modelo con avales que pocos ostentan en el plano de trayectoria e imagen. En definitiva, poner a disposición del cliente un vehículo que por sí sólo representa un enorme capital para la marca.

La tercera generación es una clara evolución en todo sentido y ahora, con nuevo formato, atiende las exigencias planteadas por un automóvil familiar de las más altas expectativas. Por eso, se renueva sin abandonar las virtudes que lo hicieron un elegido del público argentino.

Como nuevo integrante local de la NBI (Nueva Imagen de Marca) se pone a tono con los últimos postulados estéticos que definen una identidad con presencia propia, completando la Renovación de Renault con los recientes productos lanzados, como los nuevos Fluence, Sandero y Sandero Stepway.

El nuevo Mégane III se distingue por el tratamiento proporcionado de los volúmenes, éstos son determinados por planos curvos muy suaves que se encuentran con aristas sutilmente definidas, los contornos se pronuncian delicados y le dan una musculatura característica y elegante. La línea de cintura es ascendente en tanto el techo dibuja una curva suave tensada a medida que se aproxima al parante C. Es una berlina esbelta y compacta, donde el remate propio de los bi-cuerpos le da un toque deportivo preciso.

Tiene una fisonomía más actual, producto de un rediseño de su frontal con nuevas ópticas focales; el protagonismo del “rombo” –más estilizado y voluminoso– domina el sector central y define un vehículo que se permite un dejo de deportividad sin abandonar el garbo. El sector inferior de los paragolpes tiene un replanteo total: la generosa entrada de aire enmarca las luces de tecnología LED que dibujan la firma luminosa y en el juego de líneas horizontales contienen los proyectores antiniebla.

Renault sigue el camino de la evolución y el Nuevo Mégane III no deja de sorprender.

En su recorrido histórico este modelo se destacó por estar a tono con su tiempo y ofrecer la mejor tecnología aplicada. Los tiempos de la industria y las exigencias de los clientes obligan a realizar actualizaciones de manera constante. En ese camino de la evolución incorpora el R-LINK que propone un nuevo encuentro con los sistemas multimedia: pantalla touch de 7 pulgadas, navegador Tom Tom, Audio Streaming –para, desde el teléfono y a través del Bluetooth, reproducir la música almacenada en el celular–; la conectividad es total y permite compartir música, telefonía, disfrutar del full iPod control y admite soporte externos como, USB, SD y funciones auxiliares de fotos y videos. La calidad del equipo de audio descansa en la reconocida firma Premium Arkamys 3D y también dispone de comandos por voz.

La familia Mégane siempre fue valorada por interiores modernos y bien tratados, con un esmero particular en lo referido a terminaciones y materiales. El diseño hace hincapié en la funcionalidad, tiene todo lo necesario para que cinco pasajeros disfruten del viaje sin preocuparse por el espacio o la comodidad.

A la elegancia de un tablero más sobrio y distinguido, que combina naturalmente información analógica digital y cuenta con el apoyo de la generosa pantalla de la computadora de a bordo, se permite abandonar las tradicionales llaves y hacer uso de la tarjeta inteligente. Una forma práctica de gestionar la apertura y cierre de puertas detectando la proximidad del conductor y encender el motor desde el botón “Start/Stop”. La consola central, reúne comandos ubicados de manera clara y cerca del conductor; el climatizador automático bi-zona indica la categoría del viaje: basta seleccionar la temperatura deseada y la gestión electrónica se encarga del resto.

Como es costumbre en Renault, pequeños detalles, rigurosamente pensados, terminan haciendo la diferencia: apoyabrazos delantero y trasero, comando eléctrico para apertura de baúl y traba de seguridad de niños, control y limitador de velocidad. Cuando oscurece y la luz diurna decae, a la acostumbrada potencia lumínica y los nuevos LEDs se adicionan el sensor crepuscular (encendido automático de luces), el sensor de lluvia (encendido automático de los limpiaparabrisas) y el espejo retrovisor interior fotocrómico.

En materia mecánica la marca eligió la opción que le permitiera alcanzar la mejor ecuación, por eso recurre al probado y eficiente K4M de 1.6 litros de cilindrada; gracias a las 16 válvulas, distribución variable y la inyección multipunto desarrolla 110 CV de potencia y entrega un par motor de 145 Nm. Asociado a una transmisión manual de 5 velocidades, tiene un andar ágil en ciudad, con gran elasticidad y reprise en el tránsito veloz y un rendimiento envidiado por muchos rivales: 6,5 litros cada 100 kilómetros recorridos en el uso mixto ciudad/autopista. Desde ya que se acoge a las normativa Euro5 respecto de los gases emitidos y en procura del beneficio ambiental.

Su desempeño dinámico es reconocido y valorado por miles de clientes y perfectamente adaptado a nuestros caminos. Esta versión, eleva el grado de precisión al volante con la renovada Dirección Eléctrica de Asistencia Variable (EPAS). Para facilitar las maniobras en espacios reducidos recibe el aporte, de serie, de los sensores traseros de estacionamiento. Merece mención el intensivo trabajo llevado a cabo con el objeto de mejorar el índice NVH (Noise, Vibration, Harshness / Ruidos, Vibraciones y Asperezas) que guarda directa relación con las más altas calificaciones en lo relativo al confort de marcha.

Es un aspecto vital, decisivo: está dotado de un conjunto de soluciones que exceden la media de su categoría. Llega con el objetivo de ser, en este punto, el modelo a imitar. De serie incorpora ESP (Control Electrónico de Estabilidad) y TCS (Control Electrónico de Tracción). El equipamiento de seguridad activa es destacado: un total de 6 airbags están dispuestos a fin de proteger a los ocupantes (todos con cinturones de seguridad inerciales de tres puntos de sujeción) y en las plazas traseras se configuran fijaciones normalizadas Isofix para el anclaje de sillas de niños.

Es parte del equipo estándar las luces antiniebla delanteras y traseras y el ABS (Sistema Antibloqueo de Frenos) en pos de una sólida asistencia a los cuatro discos de frenos, que suman, además, el inestimable aporte de la electrónica a través del EBD (Distribución Electrónica de Fuerza de Frenado). Éstos trabajan en conjunto con el AFU (Asistencia de Frenado de Urgencia) para disponer de la máxima presión de frenado aún si el conductor no hubiera reaccionado con la decisión que requiere un imprevisto. El EAB (Encendido Automático de Balizas) se encarga, de manera autónoma, de prevenir inmediatamente a los vehículos que circulan detrás si estamos ante una situación de emergencia.

El denominado segmento C o Mediano del mercado local está experimentando cambios importantes que redefinen la oferta. En ese espacio, las berlinas o bi-cuerpos de cinco puertas (cuatro puertas + portón posterior) siempre tuvieron como referencia –desde su lanzamiento y a través de las distintas generaciones– a la gama Mégane. Renault, con el Nuevo Mégane III, suma a su portfolio un nombre conocido y estimado por el cliente, que sigue el camino de la evolución y generación tras generación, no deja de sorprender.

Llega con argumentos de peso a una categoría que lo tiene como protagonista desde su primera aparición en 1997.

La cosecha de elogios, el suceso de ventas y los premios internacionales son la mejor muestra de su legado: la segunda serie fue declarada “Auto de Europa 2002” y fue el primer automóvil en alcanzar el “10” en las pruebas normalizadas EuroNCAP.

En resumen, un vehículo que supo transmitir los valores esenciales de Renault como marca.

Galería: Lanzamiento: Renault Mégane III Phase 2

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com