Para los argentinos tal vez no sea una novedad, pero la organización de la Fórmula 1 lo admitió ayer por primera vez: Juan Manuel Fangio fue superior a Michael Schumacher.

Hasta ahora, las autoridades de la categoría máxima habían hecho valer siempre más los siete títulos mundiales del alemán que los cinco del argentino. Pero ayer admitió la genialidad del Chueco aplicando por primera vez una ecuación que ya venían utilizando otros analistas de la categoría: la eficiencia de la campaña completa.

Al analizar la cantidad de Grand Prixs corridos por los dos pilotos y evaluar el porcentaje de triunfos, podios, pole positions, récords de vuelta, competencias lideradas y –obviamente- los campeonatos obtenidos, salta con facilidad a la vista que los logros de Fangio en la F-1 todavía están muy lejos de ser igualados.

Click en la imagen para ampliar.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

***

ADEMÁS Fangio y Schumacher, hoy

Mientras el mundo de la Fórmula 1 debate cuál de los dos fue más brillante en las pistas, la realidad por la que atraviesan hoy Fangio y Schumacher es muy distinta.

Tras el accidente de esquí que sufrió en diciembre de 2013, Schumacher cumplió en junio pasado el primer año tras salir de estado de coma. Debido a las graves lesiones que sufrió en el cráneo, la familia no brinda mayor información sobre su estado. En caso de lograr recuperarse, los médicos estiman que no pasarán menos de otros dos o tres años antes de lograr una rehabilitación, que pese a todo podría dejar secuelas.

Con respecto a Fangio, tras varias idas y vueltas de la Justicia (ver notas), finalmente se determinó que el próximo 7 de agosto su cadáver será exhumado en Balcarce para someterlo a una muestra de ADN. Es a raíz del reclamo de filiación por dos hijos extramatrimoniales, Oscar Cacho Espinosa y Rubén Vázquez.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com