El acuerdo al que llegaron días atrás el Gobierno y las automotrices para habilitar un mayor acceso a dólares durante los próximos 75 días (ver nota), no estuvo exento de exigencias.

El Gobierno les volvió a pedir que no hubiera despidos en la industria y que redoblaran el esfuerzo para utilizar más autopartes nacionales. Pero, con el correr de los días, se conocieron nuevas demandas. Una de ellas vino de parte de la Secretaría de Comercio, a cargo de Augusto Costa, y apunta a combatir los sobreprecios en los concesionarios.

Sucede que, desde el Poder Ejecutivo, descubrieron un fenómeno que los consumidores vienen padeciendo desde hace tiempo: existe una gran disparidad entre el precio de lista de un auto y el valor final que exige el concesionario. Desde Comercio pensaban que manejaban la inflación del mercado con un control férreo de las listas de precios oficiales. Pero recién ahora advirtieron que en los concesionarios había importantes abusos.

La confirmación del fenómeno llegó por el lado de las denuncias de los propios consumidores. Ya en marzo pasado, cuando el fenómeno de los sobreprecios parecía incontrolable, Autoblog publicó una guía para denunciar estos abusos.

Sin embargo, desde algunas marcas admitieron que no podían “intervenir mucho” en los precios de venta de los concesionarios. Uno de esos casos fue el de Volkswagen (leer nota).

Eso debería cambiar a pedido de la Secretaría de Comercio. Y, en las últimas horas, algunas de las marcas que más venden en el país comenzaron a comunicar a los concesionarios que deberán respetar las listas de precios oficiales.

Sin embargo, se espera una contraofensiva de parte de los concesionarios. Ellos sostienen que el fenómeno de los sobreprecios se produjo por la falta de stock disponible para la venta.

“No hay entrega. Y, cuando falta entrega, a cada unidad que tenemos en stock le tenemos que sacar la mayor rentabilidad posible. Si yo tuviera stock no tendría problema en vender al precio de lista. También contrataría más personal y abriría más puntos de venta”, comentó ayer un agenciero consultado por Autoblog.

En caso de comenzar a aplicarse un control más estricto sobre los precios de venta, la nueva frontera de rentabilidad de los concesionarios se intentará trasladar a otro clásico de sobreprecios del sector: los trámites administrativos y costos de patentamiento, que vienen de la mano con la venta de cada 0km.

C.C.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com