Los importadores de autos, motos y autopartes de la Argentina celebraron anoche esta noticia: las problemáticas (y temidas) DJAI dejarán de existir el próximo 31 de diciembre.

Las DJAI son las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación. Nacieron en 2012, en los tiempos del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para regular el ingreso de productos importados. Y se convirtieron en una barrera arancelaria burocrática y poco ortodoxa, para frenar la salida de divisas del país.

Pero, para el comercio internacional, estas DJAI siempre fueron vistas como una trampa aduanera.

Así, Estados Unidos, Japón y Europa denunciaron a la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Y nuestro país perdió el caso. Anoche, el Gobierno argentino se comprometió a eliminar las famosas DJAI, pero el plazo de cumplimiento se fijó para cuando la actual administración ya no esté en el poder: el 31 de diciembre próximo.

Las DJAI fueron siempre cuestionadas por el sector automotor, pero sólo una empresa se animó a denunciarlas ante la Justicia. Fue el caso de la cordobesa IMSA-Kymco, que logró un fallo favorable para poder importar motos y piezas sin solicitar las DJAI (ver nota).

¿Este será el fin de las trabas a la importación?

Por lo pronto, el anuncio significa la desaparición de la barrera aduanera más arbitraria: las DJAI las aprobaba la Secretaría de Comercio sin una metodología lógica y con la sospecha de que eran utilizadas como un premio o un castigo para la empresa que las solicitaba.

Sin embargo, esto no significa un impedimento para que la creatividad del próximo Gobierno vaya a idear nuevas maneras de frenar el ingreso de productos extranjeros.

De todos modos, el acceso a las divisas seguirá siendo el obstáculo clave para el comercio exterior.

***

Cable de la Agencia Télam Compromiso de Argentina con la UE para aplicar el fallo de la OMC sobre la declaración jurada anticipada de importaciones

El gobierno argentino se comprometió con la Unión Europea a aplicar el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra el régimen de Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) no más allá del próximo 31 de diciembre.

Los embajadores de las misiones permanentes argentina y europea en Ginebra, Alberto D'Alotto y Angelos Pangratis, respectivamente, informaron a la OMC en una carta conjunta que sus gobiernos acordaron que "el plazo prudencial para que la Argentina aplique las recomendaciones y resoluciones del Órgano de Solución de Diferencias en la diferencia Argentina - Medidas que afectan a la importación de mercancías será de 11 meses y 5 días contados a partir del 26 de enero de 2015, fecha de la adopción de dichas recomendaciones y resoluciones del OSD. En consecuencia, el plazo prudencial expirará el 31 de diciembre de 2015".

El fallo de la OMC, adoptado en enero, refiere a controversias planteadas por separado por Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

El organismo multilateral consideró que tanto el régimen de DJAI como otros requisitos fijados para importadores, denominado Prescripciones Relacionadas al Comercio (PRC), constituyen "una restricción a la importación de mercaderías" y, por lo tanto, son "incompatibles con el párrafo 1 del artículo XI del GATT de 1994", la normativa general que rige el comercio internacional de los países miembros de la OMC, entre otras cuestiones.

El procedimiento de Solución de Diferencias de la OMC implica, en primer lugar, un pedido al país en cuestión para adaptar las incompatibilidades, en un proceso con plazos establecidos y que conlleva a varias etapas de negociación.

El gobierno argentino aseguró, ni bien notificado, que cumpliría el fallo, para lo cual inició entonces la elaboración de una propuesta respecto de los plazos y la manera de adecuar la administración del comercio, que las autoridades nacionales que surjan de las elecciones de octubre tendrán la responsabilidad de aplicar.

La demanda fue iniciada por la Unión Europea en mayo de 2012, y en agosto del año siguiente Estados Unidos y Japón presentaron los mismos reclamos.

Ante la falta de acuerdo para una solución negociada entre las partes, el OSD estableció en enero de 2013 la conformación de un único Grupo Especial de Expertos para evaluar las tres controversias.

En agosto del año pasado, el Grupo Especial determinó la incompatibilidad de la DJAI y las PRC, decisión apelada por Argentina.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com