Fue una verdadera celebración del automóvil. Una Autoclásica, pero en movimiento. El sábado pasado se realizó una nueva edición del Rally de Invierno, organizado por el Club de Automóviles Sport, a total beneficio de la Fundación Lory Barra.

Participaron 80 autos clásicos y sport de todas las épocas, en una prueba de regularidad que unió el Bajo de San Isidro, con Pilar, Capilla del Señor, General Rodríguez y regreso a San Isidro. A la hora de pisar las gomitas con la máxima precisión, los ganadores fueron Guillermo e Ignacio Acevedo, con un Jaguar XK120 de 1954.

Pero el objetivo del evento fue ayudar a la financiación de la escuela de restauradores de autos clásicos que impulsa la Fundación. Y disfrutar de un día de camaradería donde no faltaron algunas pruebas de velocidad, como fue la visita al circuito de Owners Club.

Autoblog, representado por V.C. y C.C., acompañó a la caravana desde una Toyota 86 GT (leer crítica). En una prueba donde algunos italianos e ingleses sufrieron ciertos problemitas de confiabilidad eléctrica debido a los chubascos, resultó el auto perfecto para asegurarse llegar en primer lugar a cada mojón de la competencia, para realizar las fotos correspondientes.

En Capilla, incluso hubo tiempo de sobra para saborear las medialunas locales y los benditos chicles Plutonita. En Owners Club, volvimos a disfrutrar del chasis perfecto de Hachi-Roku, en su ambiente favorito (leer antecedentes).

De regreso en San Isidro, y después de un correcto asado de camaradería acompañado por empanadas de carne, nos dimos el gusto de reunir a Hachi-Roku con su abuela: una Toyota 2000GT, de 1968.

Perteneciente a la familia Scalise, este es el único ejemplar que hay en la Argentina del famoso deportivo japonés. Se fabricaron apenas 351 unidades. Con dimensiones bien compactas, apenas 1.100 kilos y mecánicas que llegaron a entregar hasta 150 caballos, la 2000GT fue la inspiración directa para la actual 86.

V.C./C.C.

***

Archivo para descargar: Clasificación Rally de Invierno 2015

***

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
El Rally de Invierno lo organizó el CAS, a beneficio de la Fundación Lory Barra.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Participaron 80 autos clásicos y sport de todas las épocas (y para todos los gustos).

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Autoblog estuvo ahí, con su móvil oficial: Hachi-Roku.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
También estuvieron Los Hermanos Macana.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Muy lindos todos, pero esa Deltona nos puede.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Llegada de la caravana a Capilla del Señor.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
El soberbio Bentley Continental 1955, de Daniel Sielecki.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Pruebas de velocidad, en la pista de Owners Club.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
El escenario favorito para disfrutar de Hachi-Roku.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Entrega de premios, a cargo de los integrantes de la Fundación Lory Barra.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Luciano Cianni exhibió sus cuadros durante el asado de camaradería.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Hachi-Roku, te presento a tu venerable abuelita: la Toyota 2000GT.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
Cuarenta y siete años de diferencia, el mismo espíritu lúdico.

Rally de Invierno: una celebración del automóvil
El Team Autoblog.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com