Dos semanas después de que se anunciara que Mercedes-Benz fabricará una pick-up mediana (ver nota) y una semana después de que se confirmará que se producirá en Argentina (ver nota) –dos primicias reveladas por Autoblog en junio de 2012-, surgieron los primeros datos técnicos oficiales sobre #LaChataDeMercedes.

Los anuncios corrieron por cuenta de Volker Mornhinweg, ex capo de AMG y actual responsable de la División Vans de Mercedes-Benz, área encargada del llamado Proyecto Andrew. La primera noticia es que ese nombre horrendo no llegará a la producción. Todo indica que la camioneta será identificada como Clase GLT (Geländewagen Leicht Truck, o “pick-up liviana todo terreno”).

El lanzamiento internacional está previsto para la segunda mitad de 2018 o comienzos de 2019. Y, como se sabe, estará basada en la nueva pick-up Nissan Frontier, que también se fabricará en Córdoba (además de la chata de Renault).

En declaraciones a la revista británica Car, Mornhinweg confirmó que la Clase GLT utilizará la plataforma de la Frontier, aunque tendrá diferencias mecánicas.

Por empezar, Mercedes confirma que habrá motorizaciones de cuatro cilindros (nafteros y turbodiesel) y seis cilindros (turbodiesel). Este último tendrá 3.0 litros y más de 250 caballos de potencia.

Por el momento, en nuestro mercado no existen pick-ups medianas de seis cilindros. Se sabe de ensayos realizados por Toyota y Volkswagen sobre sus Hilux y Amarok, aunque todavía no se animaron a llevarlos a la producción.

Habrá caja de cambio manual de seis velocidades y automática de siete marchas.

Otro aspecto donde Mercedes apuesta a diferenciarse es en la suspensión. Las versiones más equipadas de la Clase GLT podrán tener suspensión independiente trasera, en lugar del clásico eje rígido con elásticos. La idea es sacrificar capacidad de carga, a cambio de un mayor confort de marcha.

Y es que en Mercedes saben que las versiones tope de gama tendrán un uso dual para trabajo, manejo off-road y vehículo familiar. La carrocería de la GLT será una sola: cuatro puertas con cabina doble. Las cabinas simples quedarán reservadas para Nissan y Renault.

En el interior, Mercedes-Benz no puede hacer más que ofrecer la pick-up mediana más lujosa del mercado. Su historia se lo impone. Por eso, ofrecerá tres niveles de terminaciones, con una cabina inspirada en el diseño de las actuales Clase GLE y Clase GLC.

Habrá luneta trasera de apertura eléctrica, techo corredizo y portón de caja de carga que se puede abrir a 90 y a 180 grados.

***

La pick-up Mercedes-Benz tendrá motores de cuatro y seis cilindros
La pick-up Mercedes-Benz tendrá motores de cuatro y seis cilindros

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com