Toyota se encuentra en negociaciones avanzadas para fabricar el Prius en Brasil. Se trata del famoso auto híbrido de la marca japonesa (leer crítica), que por ahora sólo se fabrica en Japón, China y Tailandia.

La intención de Toyota sería comenzar la producción en la planta de Sao Bernardo do Campo en 2018, según informó la agencia de noticias japonesas Nikkei. La producción, en una primera etapa, se realizaría en formato CKD, con kits prearmados importados de Asia, y a un ritmo de 1.800 unidades al año.

La producción del Prius en Brasil permitiría bajar el precio de venta del híbrido en ese mercado, pero también en la Argentina, donde hoy tiene un valor prohibitivo de 108.900 dólares (sí, tenemos el Prius más caro del mundo, todo un récord).

Sin embargo, ese no sería el único beneficio para nuestro país. Sucede que la planta de Sao Bernardo do Campo es la abuela de todas las fábricas de Toyota en el mundo. Fue la primera que la marca inauguró fuera de Japón, hace más de medio siglo, para la producción del todo terreno Bandeirante. Sin embargo, cuando se construyó la fábrica de Indaiatuba para hacer el Corolla, Sao Bernardo pasó de ensamblar autos a fabricar piezas.

Desde allí se importaron hasta ahora los trenes traseros de las Hilux y SW4 que se fabrican en Zárate. Pero eso será sólo por un tiempo más, ya que junto con la inversión de más de 800 millones de dólares para ampliar la capacidad de producción y fabricar la nueva generación de las Hilux/SW4, se levantó una nave entera para hacer esos trenes traseros en Argentina.

Pese a ello, Sao Bernardo seguirá abasteciendo por un tiempo a la Argentina con brazos de suspensión delantera y partes de la dirección de la Hilux. Así será al menos hasta que el sueño de adjudicarse la producción del Prius se vuelva realidad. En ese momento obligaría a Zárate a asumir nuevas responsabilidades y a aumentar todavía más la integración local de su pick-up. El beneficio sería mutuo.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com