LatinNCAP, el organismo encargado de evaluar la seguridad de los autos que se venden en América Latina, volvió a someter a un crash test al Volkswagen Up!

El modelo fabricado en Brasil había sido probado en 2013 y presentado en enero de 2014. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas en protección de adultos y cuatro en protección de niños.

Aquella prueba había sido patrocinada por Volkswagen y el auto había sido retirado del playón de distribución de la fábrica, para realizar el ensayo. Eso se hizo para poder tener el resultado de la prueba de choque al momento del lanzamiento comercial del vehículo. El objetivo de LatinNCAP es brindar la información sobre seguridad al público desde el primer día de venta del auto.

Sin embargo, cuando se realizan estas pruebas patrocinadas, LatinNCAP siempre se reserva el derecho de hacer un crash test de auditoría, para comparar los resultados. Y eso es lo que hizo en noviembre pasado: un comprador anónimo del organismo de la FIA adquirió un Up! en un concesionario de Buenos Aires.

El vehículo fue sellado y lacrado en el lugar. Y se embarcó rumbo a Alemania, donde se realizó esta segunda prueba de choque, en el laboratorio del Adac. El ensayo se realizó el 19 de febrero.

El resultado de este nuevo crash test arrojó la misma calificación: cinco estrellas para adultos y cuatro para niños. La diferencia, a favor de este segundo Up!, fue que se obtuvo un mayor puntaje en la sumatoria de ítems evaluados.

En el primer ensayo, el resultado total en protección para adultos fue de 15,86 puntos, sobre un máximo posible de 17. En esta segunda prueba, la calificación fue de 16,03 puntos.

Lo mismo ocurrió en protección de niños. Pasó de 39,54 a 40 puntos, sobre un máximo posible de 49.

“Cuando los fabricantes solicitan seleccionar un vehículo de la plataforma de distribución en la planta de producción para poder publicar el resultado lo más temprano posible, saben de la posibilidad de un ensayo de auditoria”, explicó el ingeniero Alejandro Furas, secretario General de Latin NCAP.

“Estos fabricantes muestran que se sienten seguros sobre sus productos y su producción al aceptar la condición de un test de auditoria. LatinNCAP entiende que los gobiernos de América Latina y el Caribe deberían tener mejores normas que también aseguren la conformidad y control de producción, lo que significa que las primeras unidades producidas ofrezcan la misma seguridad que el resto”, agregó Furas.

***

GALERÍA De Argentina a Alemania, cronología en fotos

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
El VW Up! fue comprado de manera anónima en noviembre en Buenos Aires.

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
Y se embarcó rumbo a Alemania.

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
El segundo crash test del VW Up! se realizó en el laboratorio del Adac.

Con el mismo sistema de medición que el primer crash test.

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
Esta es la secuencia de fotos del segundo crash test del Up!.

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
Así quedó el auto después del impacto.

LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar
Misma cantidad de estrellas y un puntaje levemente superior.

***

VIDEO: LatinNCAP - Primer crash test del VW Up!

***

Comunicado de prensa de LatinNCAP VW up! repite resultado en test de auditoría

El Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) realizó el test de auditoria al VW up! El modelo había sido testeado previamente en 2013 y los resultados fueron publicados en enero de 2014. En esa ocasión la unidad fue tomada de la plataforma de distribución, donde se cargan los autos para ser transportados, en la planta de producción. Según los protocolos, en esas condiciones, Latin NCAP puede, en cualquier momento, solicitar un test de auditoria de un auto disponible para la venta en el mercado. El pasado noviembre Latin NCAP compró un VW up! a un concesionario en Buenos Aires, Argentina, que luego trasladó al laboratorio de ADAC en Alemania para realizar el test de auditoria en las mismas condiciones que el test anterior. El ensayo tuvo lugar el 19 de febrero. Luego de una evaluación completa del auto, el resultado de la auditoria coincidió con el primer ensayo: cinco estrellas para la protección del ocupante adulto (16,03 puntos) y cuatro estrellas para la protección del ocupante niño (40,00 puntos). El análisis de la construcción indicó que el auto presenta los mismos elementos que el auto evaluado en 2013. Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP estableció: “Cuando los fabricantes solicitan seleccionar un vehículo de la plataforma de distribución en la planta de producción para poder publicar el resultado lo más temprano posible, saben de la posibilidad de un ensayo de auditoria. Estos fabricantes muestran que se sienten seguros sobre sus productos y su producción al aceptar la condición de un test de auditoria. Latin NCAP entiende que los gobiernos de América Latina y el Caribe deberían tener mejores normas que también aseguren la conformidad y control de producción, lo que significa que las primeras unidades producidas ofrezcan la misma seguridad que el resto”.

Ecuador es el primer país de América Latina y el Caribe en adoptar normativa ONU

Ecuador recientemente publicó la última versión de su Normativa RTE INEN 034 donde el país ha adoptado una serie de normativas de las Naciones Unidas en forma exclusiva como la UN 94 Protección al ocupante en choque frontal, UN 95 Protección al ocupante en impacto frontal, UN 16 Cinturones de seguridad, ISOFIX según la Normativa UN 14 y UN 13 para los frenos así como ABS. Asimismo para los modelos año 2017 será obligatorio contar con Control Electrónico de Estabilidad (ESC). Latin NCAP felicita a Ecuador en este paso hacia vehículos que adopten las normas de la ONU bajo el acuerdo de 1958 siguiendo la primera recomendación de la Década de Acción de la ONU Pilar 3: Autos más seguros. Latin NCAP alienta al resto de los gobiernos latinoamericanos y del Caribe a seguir el ejemplo de Ecuador. Este importante proyecto se desarrolló liderado por el Banco Interamericano de Desarrollo y Global NCAP.

Normas de la ONU y Segunda Conferencia Global Ministerial de la Década de Acción para Seguridad Vial

Latin NCAP mantiene su preocupación por la falta de criterios de desempeño y de requisitos de conformidad de producción (CoP) en algunas normas de protección al ocupante en países de la región. Las normas que se deberían adoptar aplican el criterio de desempeño, medido en general como los niveles de lesiones en un muñeco de ensayo de choque sin importar qué tecnología en particular se aplique para protegerlos. Los requisitos CoP aseguran que el desempeño de seguridad de un modelo se mantenga desde la aprobación original y a lo largo de la vida de la producción de ese modelo en los mercados de la región. Estos temas serían tratados eficazmente si los países de la región realizaran un mayor uso del sistema regulatorio de la ONU para la seguridad vehicular bajo el acuerdo de 1958 y adoptando sus normas como tales. En abril, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución de seguridad vial alentando a todos los estados miembros a hacer un mayor uso de estos instrumentos legales. La misma resolución acordó organizar una segunda Conferencia Global Ministerial sobre Seguridad Vial a ser desarrollada por el Gobierno de Brasil el 18-19 de noviembre de 2015. Latin NCAP celebra la decisión del Gobierno de Brasil de ser anfitrión de la Conferencia Ministerial y espera que esta importante reunión mundial aliente a los gobernantes de América Latina a aplicar en su totalidad las regulaciones de la ONU más importantes en materia de seguridad vial tales como las Normas 94 y 95 para impacto frontal y lateral.

Más publicaciones de Latin NCAP y nuevos protocolos para 2016

2015 es un año de desafíos para el mundo en materia de Seguridad Vial y en especial para América Latina. Con la reunión de mediados de la Década de acción por la seguridad vial a ser desarrollada en el mes de noviembre en Brasilia, Latin NCAP planea realizar más publicaciones de resultados que en años anteriores. Se presentarán nuevos resultados en abril, julio, setiembre, noviembre y diciembre. Latin NCAP también está preparando una significativa expansión de la forma de evaluación de vehículos. Los requisitos serán mayores para alcanzar mejores calificaciones de estrellas. Los vehículos para alcanzar las cuatro y cinco estrellas deberán contar con ESC y pasar su ensayo de desempeño. Los autos cinco estrellas serán aquellos que muestren un buen desempeño en impactos frontales, laterales y de poste y pasen el ensayo del ESC. Los autos con cuatro estrellas deberán lograr un buen desempeño en los impactos frontales y laterales y pasar el ensayo del ESC. Todos los modelos tendrán también que mostrar un buen desempeño en impacto lateral, además del frontal, para mantener el mismo nivel de estrellas que el que obtendrían bajo el actual protocolo. Los autos con actuación de cero estrellas en impactos frontales o laterales obtendrán un puntaje general de cero estrellas. El impacto lateral también tendrá instalado dos sistemas de retención infantil (SRI) con dos dummies niño como en el impacto frontal y serán evaluados para verificar la protección brindada a los muñecos en caso de impacto lateral, la cual no era evaluada hasta el momento por Latin NCAP.

***

Galería: LatinNCAP compró un VW Up! en Argentina y lo volvió a probar

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com