En el último día del año, el Gobierno decretó un aumento del 15% en la base imponible del impuesto al lujo para los autos y motos. Estos nuevos impuestos internos, que en la práctica afectaron a los vehículos de gama media y alta, comenzará a regir a partir del lunes que viene. Tendrán vigencia hasta el 30 de junio de 2015, momento en el cual el Gobierno promete revisar la medida.

En el caso de los autos, la base imponible para la primera escala de 30% (que al precio de venta se traduce con un aumento del 50%) subió de 170 mil a 195.500 pesos para el valor de venta a concesionario (antes de impuestos y comisiones). En la práctica, comenzará a afectar a los autos que tengan un valor de venta al público en torno a los 274 mil pesos.

La base imponible de la segunda escala de 50% (que al precio de venta se traduce con un aumento del 100%) subió de 210 mil a 241.500 pesos para el valor de venta a concesionarios (antes de impuestos y comisiones). En la práctica, comenzará a afectar a los autos que tengan un valor de venta al público en torno a los 442 mil pesos.

Durante el 2014, los precios de los autos en la Argentina aumentaron un promedio de 50%, como efecto de la devaluación y la inflación (ver nota).

Desde las automotrices ya adelantaron que este aumento del 15% en los impuestos internos no alcanzará para aliviar las disparidades de precios del sector. Y volverá a dejar contra las cuerdas del impuestazo a los autos de gama baja.

“A lo sumo lo que va a pasar es que muchos modelos que hoy se ofrecen en 240.000 pesos tengan la tendencia de aumentar sin tener que pagar el impuesto y que los modelos que están por debajo de ellos también tengan más espacio para seguir hacia arriba”, analizó Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai Motor Argentina en diálogo con Autoblog (leer entrevista).

“La única alternativa superadora si no se puede derogar la ley es modificar las alícuotas y hacerlas más progresivas. A fines de 2014, más de la mitad de la variedad de modelos del mercado está desaparecida o en vías de extinción. Tenemos un mercado anómalo que perjudica a todos los consumidores de automóviles de la Argentina”, aseguró Cavicchioli.

Por su parte, Hugo Belcastro, titular del grupo de concesionarios Belcastro e importador de Alfa Romeo aseguró: “El impuesto interno fue como tirarle con una bazooka al mercado” (leer entrevista).

Los impuestos internos a los autos fueron modificados en diciembre del 2013 por el Congreso con el argumento de proteger las divisas y a la industria nacional. En la práctica, ya son cuatro los modelos de producción local afectados por el impuestazo: Citroën C4 Lounge, Ford Focus, Renault Fluence y Toyota SW4.

En el caso de las motos, las nuevas escalas de impuestos internos comienzan a regir a partir de 34.500 pesos (30% de alícuota, precio de venta a concesionario, sin impuestos ni comisiones) y 61.500 pesos (50% de alícuota, precio de venta a concesionario, sin impuestos ni comisiones). En la práctica, afectará a las motos con un precio en concesionario de 48.400 pesos (primera escala) y 112.600 pesos (segunda escala).

El decreto completo se publica a continuación.

***

Publicado en el Boletín Oficial Decreto 2578/2014

Ley N° 24.674. Déjanse sin efecto transitoriamente impuestos establecidos para determinadas operaciones.

VISTO el Expediente N° S01:0301061/2014 del Registro del MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS PÁšBLICAS, la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones, y

CONSIDERANDO:

Que, teniendo en cuenta la capacidad contributiva de los consumidores y propendiendo a una mayor equidad tributaria, la Ley N° 26.929 sustituyó los Artículos 28 y 39 de la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones.

Que el artículo incorporado sin número a continuación del Artículo 14 del Título I de la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones faculta al PODER EJECUTIVO NACIONAL para aumentar hasta en un VEINTICINCO POR CIENTO (25%) los gravámenes previstos en dicha ley o para disminuirlos o dejarlos sin efecto transitoriamente, cuando así lo aconseje la situación económica de determinadas industrias.

Que, en ejercicio de dicha facultad, el Decreto N° 2 de fecha 7 de enero de 2014 introdujo modificaciones respecto de los bienes comprendidos en los incisos c) y e) del Artículo 38 de la citada ley.

Que razones de política económica hacen aconsejable practicar modificaciones a los valores establecidos en la Ley de Impuestos Internos y sus modificaciones para los bienes comprendidos en los Artículos 27 y 38 de dicha ley.

Que, asimismo, se considera conveniente establecer la vigencia de la presente medida desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2015, inclusive.

Que los organismos técnicos de los MINISTERIOS DE INDUSTRIA y DE ECONOMÍA Y FINANZAS PÁšBLICAS han emitido los informes técnicos favorables requeridos por las disposiciones legales, en relación a la medida proyectada.

Que han tomado intervención los Servicios Jurídicos competentes.

Que el presente decreto se dicta en uso de las facultades conferidas por el artículo incorporado sin número a continuación del Artículo 14 del Título I de la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones.

Por ello,

LA PRESIDENTA
DE LA NACIÓN ARGENTINA
DECRETA:
Artículo 1° — A los efectos de la aplicación del gravamen previsto en el Capítulo V del Título II de la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones, se deja transitoriamente sin efecto el impuesto para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500). Aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, supere los PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500) estarán gravadas con una tasa del DIEZ POR CIENTO (10%).

Art. 2° — A los efectos de la aplicación del gravamen previsto en el Capítulo IX del Título II de la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos y sus modificaciones, respecto de los bienes comprendidos en los incisos a), b) y d) del Artículo 38 de dicha ley, se deja transitoriamente sin efecto el impuesto establecido en el Artículo 39 de esa norma para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500). Aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea superior a PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500) hasta PESOS DOSCIENTOS CUARENTA Y UN MIL QUINIENTOS ($ 241.500) estarán gravadas con una tasa del TREINTA POR CIENTO (30%). Para el caso de que se supere el monto de PESOS DOSCIENTOS CUARENTA Y UN MIL QUINIENTOS ($ 241.500) será de aplicación la tasa del CINCUENTA POR CIENTO (50%).

Respecto de los bienes comprendidos en el inciso c) del mencionado Artículo 38 de la referida ley se deja transitoriamente sin efecto el impuesto establecido en el Artículo 39 de esa norma para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a PESOS TREINTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS ($ 34.500). Aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea superior a PESOS TREINTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS ($ 34.500) hasta PESOS SESENTA Y UN MIL QUINIENTOS ($ 61.500) estarán gravadas con una tasa del TREINTA POR CIENTO (30%). Para el caso de que se supere el monto de PESOS SESENTA Y UN MIL QUINIENTOS ($ 61.500) será de aplicación la tasa del CINCUENTA POR CIENTO (50%).

Respecto de los bienes comprendidos en el inciso e) del Artículo 38 de la referida ley se deja transitoriamente sin efecto el impuesto establecido en su Artículo 39 para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a PESOS CIENTO CINCUENTA Y CUATRO MIL ($ 154.000). Aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea superior a PESOS CIENTO CINCUENTA Y CUATRO MIL ($ 154.000) hasta PESOS DOSCIENTOS SETENTA Y DOS MIL ($ 272.000) estarán gravadas con una tasa del TREINTA POR CIENTO (30%). Para el caso de que se supere el monto de PESOS DOSCIENTOS SETENTA Y DOS MIL ($ 272.000) será de aplicación la tasa del CINCUENTA POR CIENTO (50%).

Respecto de los bienes comprendidos en el inciso f) del Artículo 38 de la referida ley se deja transitoriamente sin efecto el impuesto establecido en su Artículo 39 para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500). Aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, supere los PESOS CIENTO NOVENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS ($ 195.500) estarán gravadas con una tasa del CINCUENTA POR CIENTO (50%).

Art. 3° — Las disposiciones del presente decreto entrarán en vigencia el día de su publicación en el Boletín Oficial y surtirán efectos para los hechos imponibles que se produzcan a partir del día 1 de enero de 2015 y hasta el 30 de junio de 2015, ambas fechas inclusive.

Art. 4° — Comuníquese a la COMISIÓN BICAMERAL PERMANENTE del HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN.

Art. 5° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — FERNANDEZ DE KIRCHNER. — Jorge M. Capitanich. — Axel Kicillof. — Débora A. Giorgi.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com