En 1978, para celebrar el título de Fórmula 1 que ganaron Lotus y Mario Andretti, la marca británica lanzó a la venta tres series limitadas de cien unidades para sus modelos Esprit S2, Elite S2 y Eclat S2.

Los dos últimos no se encuentran entre los productos más memorables de Lotus, pero el Esprit se convirtió en un clásico inmortal.

Lautaro P., paparazzo de Autoblog, nos envió ayer una serie de fotos de un servicio en Buenos Aires para el traslado y auxilio mecánico de autos clásicos (ver galería). Y, entre ellos, se encontraba un ejemplar del Esprit “World Champion”.

Su estado de conservación no es bueno. Digamos que se encuentra en condiciones poco menos que deplorables. Le faltan vidrios, todo el paragolpes delantero y los espejos retrovisores. Además, todo indica que las actuales llantas nunca conocieron en persona a las originales, pintadas en dorado.

Considerando el nivel de los clientes del servicio de auxilio y traslados, ojalá que el ejemplar haya caído por fin en buenas manos y se encuentre en vías de restauración.

***

¡Salven al Lotus Esprit!
El aviso original del Lotus Esprit S2 "World Champion".

¡Salven al Lotus Esprit!
Más clásicos en camilla, en esta galería de Facebook.