El presidente de Mercedes-Benz Argentina, Joachim Maier, participó ayer de un seminario de la industria automotriz que se realizó en Automechanika, la feria autopartista que hasta el sábado estará en La Rural.

Y allí alertó que la Mercedes Vito de producción nacional se destinará sólo a exportación, si es que no se modifica la base imponible de los impuestos internos. La Vito es una van del segmento mediano para carga y pasajeros.

Se esperaba que la variante minibús recibiera la homologación de vehículo comercial, para quedar exenta del impuestazo como sus competidoras (la Hyundai H1, por ejemplo). Sin embargo, quedaría encuadrada como vehículo particular y debería tributar la segunda categoría de impuestos internos (ver Ley y escalas de aplicación).

De esta manera, la Vito de producción nacional (se espera que la fabricación en Virrey del Pino arranque a mediados del año que viene) llegaría a los concesionarios con precios muy elevados. Es lo mismo que viene ocurriendo con otro modelo basado en plataforma de vehículo comercial, pero homologado por el INTI como auto particular: la Toyota SW4 fabricada en Zárate.

"Entre las dificultades económicas, vale decir que es difícil ser competitivos con una inflación del 40% anual y con devaluación. Es un limitante para la industria", señaló Maier en Automechanika. “Si no se pueden girar dividendos a las casas matrices, las empresas se preguntan: ¿qué hacemos acá? Ése es otro limitante", agregó.

***

Exclusivo: la nueva Mercedes-Benz Vito ya está en la Argentina
Para saber más sobre la Mercedes-Benz Vito argentina se recomienda leer esta nota.

***

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com