Hasta ahora Volkswagen fue la marca que más novedades presentó en el Salón de San Pablo. En total fueron 14 vehículos nuevos entre modelos de producción, concepts y vehículos sólo para la exposición. Lo más destacado, como fue en la mayoría de las marcas este año, fue para los autos con orientación aventurera. Cross Up!, Cross Fox y el reestilizado Touareg fueron las estrellas de VW en San Pablo. Los dos primeros vienen vestidos para el barro, pero sin grandes alteraciones mecánicas. El SUV más grande de la marca recibió un pequeño facelift.

Otro modelo que surgió por primera vez en Barsil fue el concept T-Roc, prototipo convertible de dos puertas de un futuro cross Golf y que se posicionaría por debejo de la Tiguan

Los deportivos también tuvieron espacio en VW. El caso del Golf GTE, una versión híbrida del deportivo GTI. Tiene un motor eléctrico sumado al 1.4TSI de 150cv, para generar un total de 204cv. El híbrido acelera de 0 a 100 km/h en alrededor de 7,5 segundos y también ofrece una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros y puede recorrer más de 1.000 kilómetros con un tanque. Al igual que el Fusca GSR, una variación estética de The Beetle, el Golf GTE no llegaría a nuestra región.

Volkswagen también presentó la familiar Golf Variant. La idea es hacer una especie de laboratorio para chequear la reacción del público y decidir la eventual venta del modelo, equipado con un motor 1.4TSI de 150cv, por estas tierras.

Además de esto, la marca mostró los nuevos Surán, Surán Cross, Saveiro Surf, Amarok Dark Label, Vento y Fox Pepper.

Galería: Volkswagen presentó las versiones Cross del Up! y el Fox