Fue una semana de tensión para la relación entre la presidenta Cristina Kirchner y las terminales automotrices. La Jefa de Estado acusó a las marcas de “encanutar” los vehículos de ProCreAuto. Y les prometió “malas noticias” (ver nota).

Como si no hubieran sido suficientes las estadísticas conocidas en estos días, que hablan de un 30% menos de patentamientos (ver ranking) y un 34% de caída en la producción (ver ranking).

Anoche se confirmó que el lunes se realizará el esperado encuentro entre CFK y los presidentes de las terminales agrupadas en Adefa. Se hablará del déficit del sector, del plan ProCreAuto y de las suspensiones.

En ese sentido, Fiat, Iveco, Peugeot-Citroën y Volkswagen ya confirmaron sus cronograma de suspensiones de operarios para el mes de septiembre.

***

Nota del diario Ambito Financiero Gobierno citó a automotrices para reunión (tensa) el lunes

Por: Horacio Alonso

Después de la dura crítica del miércoles y, tal como lo había anticipado Cristina de Kirchner en su discurso, el Gobierno convocó ayer a los presidentes de las automotrices para el próximo lunes para analizar la situación del Pro.Cre.Auto ante la polémica por la supuesta falta de vehículos.

Se espera un encuentro marcado por la tensión generada en los últimos meses entre el sector y los funcionarios oficiales, a partir de la devaluación, los impuestos internos, la caída de ventas y la restricción de dólares para pagar importaciones.

Desde el Gobierno, acusan a terminales y concesionarias (la cámara que las agrupa -ACARA- también participará del encuentro) por "encanutar" los autos -como dijo la Presidente- para boicotear el plan que en dos meses acumula apenas 9.000 operaciones concretadas.

Más allá de esta dura crítica, es cierto que no son muchas las terminales que están conformes con el plan oficial. La situación varía según la empresa, pero en general la poca convicción por la medida oficial se debe a que los fabricantes se vieron de alguna manera obligados a aceptar la iniciativa por la que debieron bajar algunos precios y en la que el negocio financiero lo hace el Banco Nación y no los privados. Es por eso que algunos vendedores tratan de llevar al cliente a los planes propios y no al oficial.

Por eso Cristina se refirió a "una mala noticia" para las automotrices cuando hace dos días anunció la prórroga hasta diciembre del plan que vencía a fin de septiembre. En tanto, las empresas aseguran que no están escondiendo los autos y que los problemas de faltantes se debe a que, ante un mercado que desde enero cae con fuerza, los planes de producción se ajustaron al nivel previsto. Con el lanzamiento del plan, los autos nacionales que se ofrecen por ese sistema tuvieron un importante aumento de los pedidos por lo que la producción no da abasto para esos casos.

Desde que una terminal decide aumentar la producción de un modelo hasta que eso ocurre pasan aproximadamente 5 o 6 meses hasta que llegan las autopartes necesarias para ese vehículo.

Según los cálculos que realizan en el sector, en todas las concesionarias hay un stock de alrededor de 95.000 autos (obviamente no son todos los que se venden por el Pro.Cre.Auto), lo que equivale a un mes y medio de ventas. Esta cifra es un volúmen normal, por lo que la denuncia de acaparar autos en exceso no tendría fundamento.

También cuestionan en el sector algunas cifras que dio la Presidente en su discurso del miércoles. Por ejemplo, cuando se refirió al déficit del sector -específicamente habló de autos y no de autopartes- cuando en realidad, en ese segmento, hay superávit. El déficit, que es muy grande, se produce cuando se contabiliza la importación de piezas. En el encuentro del lunes los empresarios agrupados en ADEFA -que preside el titular de Ford, Enrique Alemañy- esperan plantearle a la Presidente el problema que tienen por la demora en la entrega de dólares por importaciones ya realizadas.

Se estima que el Estado debe al sector unos u$s 2.500 millones. Este monto se fue generando por las compras en el exterior de autos y piezas que hacen las terminales. Desde hace un tiempo, el Banco Central restringe la cantidad de dólares que le vende a las empresas para que estas paguen a sus proveedores externos. Lo que ha venido sucediendo es que las compañías deben financiar esas compras con fondos propios o postergar los pagos. Esto ya provoca serios inconvenientes porque los proveedores están intimando a las terminales a que se pongan al día.

***

Nota del diario Clarín Amplían las suspensiones en la industria automotriz

Por Carlos Galván

El panorama en la industria automotriz asoma sombrío. Pese al reciente anuncio de la Presidenta de que se prorrogará hasta fin de año el programa Procreauto, las terminales PSA (Peugeot Citroën), Volkswagen, Iveco y Fiat continuarán al menos durante todo septiembre con sus políticas de suspensiones masivas de personal. Entre los 12.000 operarios de SMATA que sufren suspensiones y los 1.200 de la UOM, el total de trabajadores afectados suma arriba de 13.000.

PSA Peugeot Citroën confirmó anoche a Clarín que mantendrá durante todo este mes paralizada la producción durante la tarde en su planta de El Palomar. Los 1.200 operarios de ese turno seguirán suspendidos por quinto mes consecutivo, cobrando el 65% de sus salarios.

En Volkswagen informaron ayer que volvieron al esquema de paralizar la planta de General Pacheco un día por semana, en este caso todos los lunes de septiembre. Este mes hay cinco lunes. El pasado lunes 1° la fábrica estuvo en actividad ya que la empresa resolvió adelantar la suspensión de esa jornada al pasado jueves 28, día del paro general convocado por el sindicalismo opositor, dijeron las fuentes consultadas.

En la planta de Volkswagen, donde se fabrican el auto Suran y la camioneta Amarok, trabajan 4.000 personas. Anoche no estaba claro qué porcentaje de sus salarios cobrarán en los días que no haya producción, si el 75% del bruto o del neto.

Volkswagen, además, suspenderá hoy y el próximo lunes 8 a 800 trabajadores de una de las tres plantas de su Centro Industrial Córdoba (CIC), donde se fabrican cajas de trasmisión.

La fabricante de camiones Iveco mantiene una política de suspensiones desde abril. En septiembre la mitad de sus 675 operarios trabajará medio mes. La otra mitad lo hará los restantes 15 días.

En Fiat Auto los días de suspensiones se irán fijando semana a semana.

“No creo que las empresas quieran seguir por mucho tiempo con el régimen de suspensiones. La verdad es que no soy optimista”, dijo ayer Raúl Torres, miembro del Secretariado Nacional de la UOM y titular de la seccional Tres de Febrero de ese sindicato.

Consultado sobre si se refería a que las suspensiones podrían derivar en despidos, Torres contestó: “Sin dudas. Pero entonces ahí estallará el conflicto, algo que no favorece a nadie”. Los obreros de PSA Peugoet Citroën son metalúrgicos.

Ricardo Pignanelli, secretario general de SMATA, el gremio que representa a los trabajadores del resto de las terminales, contestó anoche que recién hoy podría atender las consultas de este diario.

La producción nacional de autos cayó 34,5% en agosto contra el mismo mes del año pasado. Y acumula en lo que va de año una baja de 25%. Las exportaciones retrocedieron 18,2%.

Lo que más cayó en agosto fueron las ventas a las concesionarias: 42,5%.

La industria automotriz no logra levantar cabeza ni siquiera con el promocionado plan oficial de créditos subsidiados para impulsar la venta de vehículos. El programa Procreauto se vence el miércoles 24, pero Cristina Kirchner ya anticipó que será prorrogado hasta fin de año. La Presidenta acusó a las automotrices de boicotear el plan oficial y de “encanutar” los autos.

Otras automotrices, como Ford y Toyota, vienen trabajando bien. Hace unos meses Honda aplicó suspensiones, pero ahora viene produciendo con normalidad.

Renault y GM licenciaron a su personal durante algunos días hace unos meses, pero ahora mantienen estable su producción.

La caída en las ventas de las terminales impacta fuerte en las autopartistas. “Nuestras ventas cayeron 20% con respecto al año pasado en los primeros 7 meses de este año, pero por ahora no hemos necesitado tomar medidas”, dijo ayer un directivo de una autopartista con más de 500 trabajadores. Pero enseguida agregó: “Dios dirá si se mantiene esta situación.

En PSA Peugeot Citroën -producen los vehículos 207, 308, 408, C4 Hatchback y Lounge, Berlingo y Partner- ya vislumbran que en octubre seguirá suspendido su turno de la tarde.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com