La Fuerza Aérea Argentina renovó la flota de pick-ups que utiliza en la Base Marambio, en la Antártida. Y volvió a apostar por dos Toyota Hilux. Las dos unidades –una con caja abierta y la otra carrozada como ambulancia- llegaron al continente helado en un avión Hércules.

Autoblog entrevistó a Eduardo Kronberg, gerente de Relaciones Públicas de Toyota Argentina, quien viajó a la Antártida para formalizar la entrega. En la siguiente nota, Kronberg explica qué preparaciones especiales recibieron las Hilux y en qué condiciones deberán operar.

-¿Por qué la Fuerza Aérea eligió a la Toyota Hilux y qué tarea desempeñarán en la Base Marambio?
-Existe un acuerdo con la Fuerza Aérea Argentina, por el cual desde el año 2001, Toyota Argentina envía unidades Hilux en comodato de préstamo por un tiempo determinado. Los períodos oscilan entre cinco y siete años, donde se renuevan los modelos y las unidades recuperadas pasan a una fase de análisis y evaluación dentro de la planta de Zárate, en la que intervienen áreas internas de Control de Calidad, Servicios y Producción, entre otros. En la Base Marambio, los vehículos brindan soporte a la Fuerza Aérea en todo lo relacionado a la logística de abastecimiento, movimiento de personas, patrullajes y controles de antenas e instrumental en la base.

-¿Qué actividades desarrollaron hasta ahora las Hilux que operan en la Antártida?
-La primera Toyota Hilux que llegó a la Antártida en 2001 fue una pick up Hilux simple cabina, carrozada en la parte trasera y equipada para el transporte de personas y eventual uso como ambulancia. Este vehículo operó en la base hasta 2007 asistiendo la llegada de los vuelos. Además, funcionó para traslados de personas y cargas a las distintas partes de la Base. En el año 2007 se realizó el recambio de esta unidad y se llevó una Nueva Hilux, aquella que en 2005 revolucionó el mercado de las pick ups en Argentina. Esta pick-up simple cabina, carrozada y con equipamiento completo para urgencias, ya con motor diesel intercooler 3.0 litros, se desempeñó fielmente en la Antártida hasta principios de este año, cuando desembarcamos en la Base con dos nuevas unidades: una Hilux simple cabina equipada como ambulancia y una Hilux doble cabina con la caja de carga abierta. Para Toyota Argentina, tener estos unidades Hilux en la Antartida tienen algunos objetivos fundamentales: brindar un servicio, ya que son el medio principal para la movilidad en la base.

-¿En qué condiciones deben funcionar estas pick-ups y que preparaciones especiales tienen?
-Esta iniciativa nos permite conocer el comportamiento de un vehículo en condiciones extremas de uso, bajas temperaturas -20ºC a -36ºC en condiciones estándar de uso, fuertes vientos, superficies heladas y con grandes irregularidades, entre otras. Las pick ups Hilux en todos los casos son unidades estándar, salidas de la línea de producción de la Planta de Zárate. Tienen como equipamiento adicional un sistema de anti congelamiento de combustible y agua del motor, que consiste en un sistema de calefacción eléctrico usado solamente previo a la puesta en marcha. En la parte trasera carrozada tienen un sistema de calefactor que utiliza el mismo gas oil del motor. Por otro lado, estas dos últimas unidades que se enviaron este año fueron equipadas con cubiertas Bridgestone con clavos de tungsteno, lo que permitió mejorar mucho la conducción en hielo. Hoy, con el uso de estas cubiertas la Hilux testea el estado de la pista de Marambio en forma previa a cada aterrizaje del Hércules en la Antártida. Las unidades tienen un ploteo total con un film especial en color naranja, reglamentario en la Base.

-¿Cuántos kilómetros recorre cada Hilux durante su permanencia en la Antártida?
-Las Toyota Hilux más australes del mundo no se miden por su uso por kilómetros recorridos, sino por horas de marcha, debido a que los vehículos no recorren muchos kilómetros. Sin embargo, permanecen en marcha durante muchísimas horas para impedir el congelamiento de los fluidos. Las pick ups recorren alrededor de 500 kilómetros por mes de uso. Sin embargo, en el mismo período tienen entre 180 y 200 horas de funcionamiento.

-¿Cómo se realiza el trabajo de mantenimiento de los vehículos?
-El trabajo de mantenimiento de los vehículos lo realizan mecánicos que están en la base y que fueron capacitados por Toyota Argentina para esta tarea. Además, la base tiene teléfono con comunicación directa con el área de servicios de Toyota Argentina.

-¿Qué opina de las Hilux el personal de Marambio?
-De acuerdo con los mensajes que recibimos del personal de la Base, estas camionetas cumplen un rol muy importante para ellos, porque no cuentan con otro tipo de vehículo liviano para realizar traslados tanto de personal como de carga. Por eso, la Hilux se convierte en un aliado fundamental para los que habitan este continente.

-¿Qué destino tendrán las Hilux que ya volvieron de la Antártida?
-Todas las unidades que funcionaron en la Base Marambio serán parte del Visitor Center que próximamente Toyota tendrá en su Planta de Zárate.

Entrevista de C.C.

***

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Las Hilux para la Antártida fueron producidas en la planta de Toyota en Zárate.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Y fueron trasladadas en Hércules hasta la Base Marambio.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Eduardo Kronberg, de Toyota Argentina, acompañó el viaje.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Una imagen que el GPS de tu celu no te muestra todos los días.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Tienen neumáticos con clavos de tungsteno, para el hielo.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida
Las Hilux recorren apenas 500 kilómetros al mes en la Antártida. Pero pueden permanecer en marcha hasta 200 horas mensuales.

Dos nuevas Toyota Hilux en la Antártida

***

VIDEO: Toyota Hilux en la Antártida

***

Comunicado de prensa de Toyota Argentina Dos nuevas camionetas Toyota Hilux llegan a la Antártida

Buenos Aires, agosto de 2014-. Toyota renovó su flota en la Antártida. En la base Antártica Marambio, estación de apoyo logístico que permite la investigación científica nacional y extranjera, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina ubicada en la Antártida, las camionetas prestarán un servicio primordial al personal que habita en la base bajo temperaturas extremas que llegan hasta -45° C de mínima.

“Toyota reconoce la importancia del amplio servicio a la Argentina brindado por el personal de la base Marambio. Por tal motivo busca fortalecer su vínculo con la población más austral del mundo satisfaciendo sus necesidades y el trabajo científico realizado en una zona tan inhóspita y polar como es el continente antártico. Por eso hemos puesto a disposición dos unidades que refuerzan este compromiso”, comentó Eduardo Kronberg, Gerente de Relaciones Públicas y RSE de Toyota Argentina

“Estas unidades son para nosotros muy importantes porque no contamos con otro tipo de vehículo liviano para realizar tareas operativas, en especial traslados tanto de personal como de carga; estos vehículos elevan el nivel de seguridad operacional de la base. Estamos muy contentos y agradecemos la colaboración de Toyota Argentina por los vehículos y el asesoramiento que brinda al personal de mantenimiento de los mismos. Las unidades entregadas realmente tienen un diseño de detalles pensados por Toyota Argentina que merece un gran merito de reconocimiento, desde el tipo de cubiertas seleccionadas para climas hostiles como los fabulosos sistemas de calefacción y sistema eléctrico. Estamos orgullosos y tenemos un gran compromiso con Toyota Argentina”, señaló el jefe de la base, Vice Comodoro Gabriel Maldonado.

Hace 12 años, la primera Toyota Hilux pisó el “continente blanco” volviéndose desde entonces una pieza fundamental. En los últimos años se ha incrementado en forma notoria la actividad científica desplegada en el Continente Antártico. La Dirección Nacional del Antártico, ha multiplicado sus planes y actividades, formando parte de proyectos internacionales.