Al viernes 22 de agosto, los patentamientos de autos en Argentina registraban una caída del 26,68% con respecto al mismo período del año pasado, según estadísticas a las que accedió Autoblog. Sin embargo, dentro de un mercado claramente deprimido, la crisis parece haber encontrado un piso, ya que la actividad con respecto a los primeros 22 de julio había aumentado un 1,52%.

Los empresarios del sector están lejos de ver esto como una buena señal. Más bien, la analizan como una realidad palpable de hasta dónde se desplomaron las ventas. El acumulado del año permanece anclado con una caída del 24,72%.

Tras haber patentado 955.023 unidades en 2013, son pocos los que hoy imaginan un cierre del año por encima de las 650 mil unidades.

En el ranking de marcas, Volkswagen, Chevrolet y Fiat marchaban al frente durante los primeros 22 días de agosto, con poco margen de diferencia. Entre los autos, la punta la siguen llevando el Renault Clio Mío, el Fiat Palio y la Ford Ecosport, pero todos con retrocesos de entre 14 y 20% con respecto al año pasado.

Las más afectadas por la crisis siguen siendo las marcas de lujo importadas: Alfa Romeo (-95%), Audi (-92%), Land Rover (-89%), Porsche (-86%) y BMW (-85%).

En lo que va del año, las dos únicas marcas que muestran números positivos son dos: Suzuki y Ferrari. La primera, porque reinició su actividad recién en diciembre del 2013. Y la segunda, porque las unidades patentadas fueron todas vendidas en 2013. Todavía no se vendió ninguna Ferrari este año (leer más).

Tampoco hay señales positivas en el segmento de los comerciales livianos (-15%) y pesados (-38%), que suelen brindar indicios sobre la actividad económica general del país.

A un mes de la finalización de ProCreAuto (ver sección especial), sigue sin notarse una clara incidencia de los créditos del Banco Nación en los patentamientos. Con quejas de clientes debido a la demora en la aprobación de los trámites y en la entrega de unidades, sólo cinco de los diez autos más vendidos de agosto figuran dentro del plan: Renault Clio Mío, Fiat Palio, Ford Focus III y Volkswagen Suran. Es la misma proporción del año pasado, cuando no existía el plan.

El contexto deprimido del mercado automotor fue reflejado esta mañana de manera interesante por el diario Ámbito Financiero.

Autoblog recomienda la lectura de la columna “A rodar”, que todos los martes publica el periodista Horacio Alonso.

***

Nota del diario Ambito Financiero A rodar

Por Horacio Alonso

  • Todos creen en el sector que la recuperación del mercado no se producirá en lo que queda del año. Tampoco hay mucho optimismo sobre que se logre en 2015. El contexto económico y las causas que llevaron a esta situación no se modificarán en el corto plazo. Por eso, en las empresas se habla sólo de recortes y ajustes. La estrategia es adaptar la estructura a la nueva realidad para soportar el cimbronazo de la mejor manera posible.

En este escenario, todas las acciones van en esa dirección.

  • Nadie imaginaba hace un año que una marca decidiera prescindir de su presidente para recortar gastos, y quedar operando con una mínima plantilla reportando a otro país. Tampoco que se evaluara entre empresarios locales si hay algún interesado en mantener la representación de una automotriz que comercializa vehículos importados.

  • Menos imaginar que tras un período de expansión empresas líderes se vieran obligadas a mudar oficinas para otras más modestas porque la época de "vacas gordas" quedó en el pasado. O que varias compañías tengan que reexportar autos que importaron porque no hay demanda. Pero todo eso está sucediendo en la Argentina de hoy.

  • En este complicado momento, no sólo se producen recortes sino también situaciones curiosas. Aseguran en las concesionarias que pese a la caída de ventas, en algunos casos (que no son pocos) la demanda supera a la oferta. El tema es que muchos modelos importados no son autorizados a ingresar al país y, por eso, los potenciales compradores tienen que resignarse a esperar. Podrían optar por un auto de producción nacional. Pero tampoco está fácil la situación en ese segmento. También estos modelos -por faltantes de autopartes importadas- no pueden ser terminados ni despachados a la red, por lo que también hay demoras. Lo más llamativo sucede con algunos modelos que están a punto de caer en el impuesto interno, lo que dispararía su precio más del 50%. Quien quiera comprar uno de estos 0 km puede encontrarse con la respuesta por parte de algunos vendedores de que no hay stock. En realidad, "esconden" estos modelos para venderlos únicamente con sobreprecio. Muchos compradores acceden porque saben que en poco tiempo -cuando paguen Internos- quedarán discontinuados.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com