La primera regla del marketing indica que hay que evitar herir la sensibilidad del público. Y, la segunda, que en un mundo globalizado hasta las opiniones más localistas se convierten en declaraciones de alcance internacional.

En un Mundial de Brasil caracterizado por las gastadas -y donde abundaron las alegorías automovilísticas (ver notas)- Audi Alemania dio la nota al comparar a su selección nacional con un R8 y a la argentina con una vieja pick-up.

La imagen que se ve acá arriba se publicó en el Facebook de Audi Deutschland en plena final del Maracaná. Estaba acompañada por la frase: “Todavía queda algo…”

El auto que representaba a la Argentina tiene las líneas de una vieja pick-up americana (¿Chevrolet Sapo, Studebaker?).

La alegoría recibió elogios del lado de los fans alemanes. Y, como era previsible, un rechazo indignado del lado de los argentinos. Acá se pueden ver las reacciones de los seguidores de Autoblog en Facebook y Twitter.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com