El Festival de la Velocidad de Goodwood no es sólo para autos veloces (ver nota), también es toda una tentación para algunos bolsillos llenos. Como es habitual, en el marco del evento la casa de subastas Bonhams realizó un remate de autos clásicos, donde se vendieron ejemplares por un total de 24 millones de dólares.

Bonhams batió el año pasado un récord al vender el auto más caro de la historia en subastas: una Flecha de Plata de Fangio, por 29,6 millones de dólares (ver nota).

En esta ocasión, el auto estrella de la subasta fue conducido por otro argentino ilustre. Se trató de la Ferrari 375-Plus (chasis 0384AM) que corriera José Froilán González. Con ella ganó el Daily Express Trophy de Silverstone, en 1954. Aquél fue un año de gloria para Froilán y Ferrari, porque con otra 375 Plus también se impuso en las 24 Horas de Le Mans. Además, ese mismo año, con una 625, logró su segundo triunfo en la Fórmula 1.

Pero mientras la 375-Plus de Le Mans permanece en poder de Ferrari, la de Silverstone fue ofrecida al mejor postor. El precio pagado –por un coleccionista cuya identidad no trascendió- fue el más alto que se haya pagado por una Ferrari de competición en subastas.

El catálogo del auto se puede ver acá. Y el video del momento de la subasta se puede ver acá abajo.

***

VIDEO: La subasta de la Ferrari en Goodwood

***

ADEMÁS En busca del récord de la Flecha Fangio

El 14 de agosto, la casa Bonhams volverá a sacar a la venta otra Ferrari clásica. Será durante la subasta de Quail Lodge, en California, donde se rematará una 250 GTO. Se trata de un ejemplar con el chasis 3851 GT y los especialistas esperan que superen rompa varias marcas (ver catálogo).

El récord de un auto vendido en subasta (29 millones de la Flecha de Fangio) y de todas las 250 GTO vendidas hasta ahora. La transacción entre privados más alta que se haya conocido fue por 35 millones de dólares en 2012, por una GTO verde. (ver nota).

Una Ferrari de Froilán se vendió por un precio récord en Goodwood
Esta Ferrari 250 GTO se subastará el 14 de agosto en California.