La letra N se terminó y a partir de esta semana los autos 0KM patentados en la Argentina comenzaron a identificarse con la letra O. El sistema de identificación de tres letras y tres números, adoptado en 1995, está a punto de agotarse. Sólo quedan disponibles las letras O, P y Q, con un total de 2.028.000 combinaciones.

Autoblog consultó esta semana a la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor (DNRPA), para saber qué ocurrirá cuando se acaben las letras, y se encontró con una sorpresa: todavía no se tomó una decisión oficial. No es grave, ya que al actual ritmo de patentamientos, aún faltarían tres años para terminar las combinaciones.

Según informó el área de Prensa del Ministerio de Justicia, de donde depende la DNRPA, se analizan tres posibles alternativas.

1. “Y” y “Z”: Cuando el nuevo sistema de patentamientos comenzó a regir en 1995, los vehículos 0KM arrancaron desde la A y hoy van por la O. Las letras desde la R hasta la Z se reservaron para reempadronar a los vehículos usados. Pero las letras Y y Z quedaron sin usar. Una solución de emergencia, al agotar la letra Q, sería utilizar estas dos letras remanentes.

2. El cuarto número: Se analiza la posibilidad de agregar un cuarto número, para aumentar la posibilidad de combinaciones. Con esto también habría que modificar el diseño de las actuales chapas patentes, haciéndolas más alargadas, como las europeas. Con esto, se perdería la posibilidad de identificar la antigüedad de un auto en función de la primera letra de su patente. Con el nuevo sistema, se arrancaría desde la patente AAA 0000.

3. La patente Mercosur: En diciembre de 2010, se firmó un acuerdo con Brasil, Uruguay y Paraguay para avanzar hacia la creación de una patente unificada para todo el Mercosur. Se había acordado que comenzaría a regir en 2014 para los vehículos de carga y en 2016 para todos los autos. Pero aún no se decidió el diseño ni la fecha de implementación.

* Opciones descartadas: Se descartó la posibilidad de ampliar las patentes actuales a cuatro letras, para evitar un aumento en el rechazo de combinaciones con palabras de mal gusto (ver abajo). La combinación invertida (tres números, tres letras) tampoco puede usarse, ya que está reservada a las motos.

***

ADEMÁS Curiosidades de las patentes

* 1995: Se dio de baja el sistema de identificación de patentes por provincias (La “C” era Capital Federal, la “B” era Buenos Aires y así) por un sistema de registro nacional unificado, compuesto por combinaciones de tres letras y tres números. La impresión corrió por cuenta de una empresa que hoy se encuentra en el tapete político-judicial, Ciccone Calcográfica. Desde 2012, se imprimen en la Casa de la Moneda.

* Combinaciones: Cuando se estableció el actual sistema, la cantidad de combinaciones posibles era de 17.576.000 patentes. Cada letra ofrece una posibilidad de 676.000 combinaciones (1x26x26x1000). Con las letras O, P y Q la combinaciones disponibles son 2.028.000. La letra Ñ se descartó por su legibilidad más compleja a distancia.

* Duración: La duración de cada letra está lógicamente atada al ritmo del momento del mercado automotor. La letra E duró casi tres años (entre 2002 y 2005), pero las L, M y N duraron menos de un año cada una.

* Diseño: El diseño de las patentes actuales fue objetado desde el principio, por su legibilidad compleja. Debido a la fuente tipográfica utilizada, hay letras muy fáciles de confundir (Q, D, O). También se cuestionó el costo de la impresión. Al llevar en un rincón el escudo nacional, toda la patente debe imprimirse a color. Si ese emblema fuera en blanco y negro (o en celeste, como la palabra "Argentina") el costo de impresión se hubiera reducido de manera considerable.

* LocosxPatentes: El avance de las combinaciones de patentes se puede seguir día a día en Twitter. La comunidad @LocosxPatentes, creada por el emprededor serial Santiago Bilinkis, juega a ver quién encuentra la patente más nueva.

* FAQs: La pregunta más frecuente registrada entre los lectores de Autoblog es: "¿Por qué a veces un auto nuevo usa una patente tan vieja?" Fue tan reiterada que nos obligó a publicar esta nota.

* Excepciones: Si la combinación de letras y números que se asigna a un vehículo forma una palabra o una sigla de “mal gusto o que afecte al honor”, el titular tiene el derecho a rechazar la patente y exigir una distinta. Según le informaron fuentes de la DNRPA a Autoblog, las patentes “GAY”, “GIL” y “MEO” se encuentran entre las más rechazadas. Ocurrió todo lo contrario con “TOP”, VIP” y “SEX” (ver video abajo).

Carlos Cristófalo

***

VIDEO: Car One – “Patentes”

Fotos: @LocosxPatentes, @FedericoMartinK y @TomasGondra

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com