Fue uno de esos raros casos de “clásicos instantáneos”. El Mercedes-Benz SLS AMG, el “Alas de Gaviota” moderno, será como uno de los deportivos que marcó esta década. Tuvo su lanzamiento internacional en 2009 y este mes de junio concluirá su producción en la planta alemana de Sindelfingen.

Su lugar en la línea de montaje será ocupado por el nuevo Mercedes AMG GT (no se llamará “Benz”), cuyos primeros teasers ya se dejaron conocer (ver video abajo).

Pero lo que importa ahora es la despedida del SLS, una coupé con motor V8 de 6.2 litros y 571 caballos de potencia. Se lanzó a la venta en la Argentina en septiembre de 2010 por 330 mil dólares y Autoblog fue el único medio del país en probarlo en suelo argentino (leer crítica).

Como corresponde a un auto de su precio, las ventas del SLS en nuestro país fueron minúsculas, aunque constantes: tres unidades en 2010, siete en 2011, tres en 2012 y cinco en 2013.

Según pudo saber Autoblog, en el país todavía quedan tres unidades en stock y con un precio de lista que se duplicó a partir de la vigencia de los nuevos impuestos internos: 710 mil dólares. Por tratarse de algunas de las últimas unidades en stock en todo el mundo, se trata de auténticas piezas de colección.

Por su rareza.

Y por su precio ahora todavía más exorbitante.

***

VIDEO: Anticipo del Mercedes AMG GT

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com