Un grupo de diputados de la agrupación Unen, encabezados por el ex vicepresidente Julio Cobos, presentó ayer en el Congreso un proyecto para derogar la Ley 26.929 (leer completa), que aplicó impuestos internos para autos y motos de media y alta gama.

El proyecto sostiene que la Ley no aumentó la recaudación, disparó el precio de los vehículos de todo tipo y puso en peligro “12 mil” puestos de trabajo en el sector automotor.

Entre los motivos para pedir la anulación de la Ley, el proyecto sostiene: “Existen en la actualidad autos sedanes medianos afectados por el tributo y la ley no contempla ningún mecanismo de actualización de los valores”.

El texto completo del proyecto se puede leer abajo.

***

PROYECTO Derogación de la Ley 26.929, modificatoria de la ley 24.674 de Impuestos Internos

Sr. Presidente:

La Ley 26.929 aumentó a 30% la alícuota de impuestos internos para los autos con un precio de fábrica superior a $170 mil y a 50% para aquellos con un precio mayor que $210 mil. El objetivo inicial de la misma era evitar la fuga de divisas pero las consecuencias han sido otras y graves. La realidad indica que este impuesto pone en peligro la continuidad laboral de miles de empleados del sector automotriz por lo que promovemos la derogación inmediata antes de que los problemas sean mayores.

Durante el primer cuatrimestre del 2014 y en relación a igual período del año anterior, las ventas de 0 km bajaron un 18%, la producción disminuyó un 18% y las exportaciones un 18,6%. El cuadro empeora cuando analizamos la situación que se presenta a los trabajadores de las automotrices. Se han informado más de 12 mil suspensiones y hablamos de un sector que contempla alrededor de 165 mil empleos. La Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) advirtió que la producción de vehículos cayó 21,6% en abril respecto de igual mes de 2013, al fabricarse 59.165 unidades.

Otra arista a tener en cuenta es el impacto de la inflación en el precio de los rodados. En algunos casos, el impuesto se tradujo en aumentos considerables en los precios finales, abarcando cada vez a más autos, incluso los nacionales. Existen en la actualidad autos sedanes medianos afectados por el tributo y la ley no contempla ningún mecanismo de actualización de los valores. La actual administración aumenta constantemente la presión fiscal cuando en su lugar debería buscar alternativas para aumentar el desarrollo productivo y la creación de empleo genuino.

Es una evidente contradicción que por un lado el gobierno promueva la ley de Blanqueo Laboral y por el otro desatienda la situación de los trabajadores de las automotrices.

Además, se le quita otra alternativa de ahorro a la sociedad. Si bien un auto no es la mejor inversión, en el contexto actual se encuentran acotadas las posibilidades de ahorrar en dólares o en ladrillos y la inflación hace que no sean rentables los plazos fijos. Este impuesto desalienta la compra de vehículos y limita las alternativas de inversión.

Es por todo esto, que solicito a mis pares me acompañen en la aprobación del presente proyecto de Ley.

Artículo 1º.- Deróguese la ley 26.929, modificatoria de la ley 24.674 de Impuestos Internos.

Articulo 2º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Firman este proyecto:
Cobos Julio
Buryaile Ricardo
Riccardo José
Gimenez Patricia
Burgos María Gabriela
Bazze Miguel
Negri Mario
Alfonsín Ricardo
Semhan María de las Mercedes

***

ADEMÁS Cronograma de suspensiones en la industria automotriz

Con el correr de los días, son cada vez más las fábricas de autos que aplican suspensiones a su plantel de empleados a raíz de la caída de la demanda interna y de las exportaciones a Brasil (ver estadísticas de abril).

La información cambia de manera constante con el transcurso de las horas y a veces resulta contradictoria, ya que los datos brindados por las automotrices –siempre de manera extraoficial- no siempre coinciden con las cifras denunciadas por los sindicatos Smata y UOM.

* Fiat: Suspendió a 2.100 obreros en el verano en su planta de Córdoba. Y volvió a suspenderlos los pasados días viernes 9 y lunes 12 de mayo.

* General Motors: La planta de Rosario suspenderá a sus 2.700 operarios durante un día por semana. La medida se aplica desde esta semana y hasta fines de junio. En mayo, cobrarán el 100% de su salario. En junio, cobrarán un 75% del sueldo.

* Iveco: La planta de Córdoba realizó durante abril y mayo suspensiones esporádicas del 80% de su plantel de 600 trabajadores, los cuales cobrarán el 75% del salario de esas jornadas. Smata denunció que en la segunda quincena de mayo la planta sólo trabajará cuatro días.

* Peugeot-Citroën: La planta de El Palomar suprimió el tercer turno de producción y suspendió por tiempo indeterminado a 1.000 trabajadores. Mientras dure la medida cobrarán el 65% de su salario.

* Renault: La planta de Córdoba viene aplicando suspensiones esporádicas desde el verano. En promedio, se viene trabajando entre dos y cuatro días por mes en la línea de producción. Los empleados cobran el 75% durante las jornadas de suspensión.

* Volkswagen: La planta de Pacheco suspenderá la producción durante todos los viernes de mayo y es posible que extienda la medida también en junio. La firma abrió un programa de retiro voluntario y jubilaciones anticipadas mediante el cual planea achicar en 700 operarios su actual plantel.

* Despidos: Por el momento no se han registrado despidos masivos en las automotrices. Entre las autopartistas, la matricera Gestamp despidió a 60 trabajadores en mayo. La UOM denunció el cierre de la autopartista cordobesa Cormec, con el despido de “varios trabajadores”. Smata denunció que están en riesgo “12 mil puestos de trabajo”, entre fábricas de autos, fábricas de piezas y red de concesionarios.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com