El Porsche 911 GT2 que inspiró a la famosa colección de capots intervenidos por artistas plásticos rioplatenses está a la venta. Este deportivo, del que se fabricaron sólo 1.200 unidades, es el único ejemplar de la Argentina y pertenece al coleccionista Jorge Gómez.

El lanzamiento del auto se realizó en abril del 2009 y fue un evento único en el mercado automotor local: se organizó una vernissage en el Hotel Alvear, con el auto como estrella principal, rodeado por 14 capots de aluminio encargados a Alemania y con obras de artistas locales.

Entre otros, firmaron Clorindo Testa, Marta Minujin, Ricardo Roux y el recientemente fallecido Carlos Páez Vilaró.

El 911 GT2 (tracción trasera, motor biturbo de 523 cv) se exhibió en el centro del salón con un capot trabajado por Rogelio Polesello.

Más tarde se sumaron otros capots (como uno firmado por Jorge Ferreyra Basso) y la colección completa se exhibió en el Museo Porsche de Stuttgart (ver nota).

Gómez hizo de los capots artísticos su sello personal. Así fue como también hizo intervenir otros autos de su colección, como un Pagani Zonda F, una Ferrari F355 y una F430 (ver todos acá). Polesello se encargó de hacer personalizaciones especiales para el Audi R8 Spyder y la Harley-Davidson de Gómez.

Ahora Gómez puso a la venta el famoso GT2 del 2009. El auto tiene 30 mil kilómetros en su odómetro y se entrega con dos capots: el original de fábrica, en color blanco, y el intervenido por Polesello.

¿El precio del lote completo? Nada menos que 420 mil dólares.

El motivo de la venta sería para hacer espacio en el garage: Goméz ya confirmó la compra de un 918 Spyder (ver nota).

***

Se vende el único Porsche 911 GT2 de Argentina (y un Polesello)
A la derecha, Polesello y Gómez, durante una exhibición de los capots en Mendoza.

***

VIDEO: La vernissage del Porsche 911 GT2 - Abril 2009

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com