El Volkswagen Up! brasileño todavía no está a la venta, pero ya sorprende. Esta semana fue el gran protagonista de las pruebas de choque de LatinNCAP al obtener la calificación máxima de cinco estrellas en protección para adultos (ver nota).

De esta manera, y a pesar de que todavía el precio no se conoce, no hay dudas de que cuando salga a la venta en febrero en Brasil –y en abril, en la Argentina- se convertirá en el auto más accesible con el puntaje máximo.

Sin embargo, en una entrevista exclusiva con Autoblog, el director técnico de GlobalNCAP, el ingeniero uruguayo Alejandro Furas reveló que estudia la posibilidad de volver a someter al Up! a un crash test cuando empiece a comercializarse.

Esto es porque la prueba del Up! fue patrocinada por Volkswagen –la marca cubrió los costos de la prueba- y el auto fue elegido de la línea de montaje en Brasil. Esta es una facultad que LatinNCAP ofrece a las marcas para que puedan lanzar a la venta sus nuevos modelos ya con una calificación para mostrar a los consumidores.

Sin embargo, LatinNCAP se reserva el derecho de cotejar más adelante ese resultado con su procedimiento habitual: comprando el auto de manera anónima, en un concesionario elegido al azar, para comparar con el resultado anterior y evitar que las marcas entreguen prototipos especialmente acondicionados para un crash test.

La entrevista de Furas con Autoblog se reproduce a continuación.

-LatinNCAP siempre informó que las unidades testeadas son compradas en concesionarios. ¿Cómo consiguieron el Up! brasileño, teniendo en cuenta que aún no está a la venta?
-En abril del año pasado hicimos un webinar informando sobre los nuevos protocolos, los mismos incluían cambios en la selección de unidades para los tests patrocinados. Los autos para tests pagos por LatinNCAP siguen siendo elegidos y comprados como siempre en una concesionaria. ¿Por qué se realiza esta diferencia con los patrocinados? El primer motivo es que son por lo general modelos nuevos recién lanzados al mercado o próximo a ello. También para evitar que LatinNCAP pague el vehículo y su transporte y luego cobrar al fabricante evitando tener dinero estancado por largos periodos. También porque el proceso para sacar vehículos de aduanas es largo y difícil y los fabricantes pueden hacer este proceso más rápido y ágil logrando tener el vehículos en tiempo y forma en el laboratorio. Muchos de los autos patrocinados son "reacciones" a modelos elegidos por LatinNCAP y hay poco tiempo desde que se decide patrocinar y hacer el test, por eso se generaron estos caminos de selección de unidades que fueron explicadas en el mencionado webinar. La primera forma de selección de unidad es como lo hace LatinNCAP para sus propios carros comprándolos en concesionarias, los sella y los transporta mismo LatinNCAP. Luego el fabricante paga el auto, el transporte y el test. La segunda forma es que LatinNCAP selecciona el auto en concesionario, los sella y el fabricante se hace cargo de pago, documentación y transporte supervisado por LatinNCAP. Si los sellos de violan o rompen el auto no es válido. En los vehículos como el Clio por ejemplo el transporte fue hecho por LatinNCAP, así como otros vehículos de fases anteriores. Los fabricantes no producen un auto y lo envían a la concesionaria sino que tienen que crear un stock y luego distribuir para poder tener unidades de muestra y entregarlas a los clientes. La tercera forma es seleccionar por parte de LatinNCAP un vehículo de la producción final (es decir del stock de la producción para clientes) en la planta, sellarlo, y supervisar el transporte, pero con la condición de que LatinNCAP realizará un test de auditoria más adelante con un vehículo igual de concesionaria comprado y transprtado como si fuera un vehículo propio de LatinNCAP. El vehículo de auditoría se compra sin aviso y en tiempos posterior al test del vehículo original. Si el vehículo auditado no cumple al menos con lo que fue testeado inicialmente por LatinNCAP, se publica el resultado menor con la historia de lo ocurrido. De esta forma podemos tener carros más nuevos testeados y publicados y no tener que esperar varios meses para tener el vehículo en la concesionaria ya que no podemos pre-ordenarlo porque LatinNCAP selecciona siempre auto visto. La selección en planta es realizada por personas de LatinNCAP. Creemos también que de esta forma el consumidor tiene la información apenas se presenta el auto. Notamos que se le cuestiona a Latin NCAP de la independencia de selección del vehículo. La tarea de asegurarse de que los vehículos que se testean en la primera prueba para una homologación es de los gobiernos. LatinNCAP no puede reemplazar las tareas y obligaciones de gobiernos que deben exigir normas técnicas a los vehículos nuevos, normas técnicas independientes y reconocidas, internacionales y transparentes que incluso aseguran el control de calidad, es decir que el auto testeado brinda la misma seguridad que otro vehículos producido más tarde.

-Sorprenden las cinco estrellas del Up! teniendo en cuenta que no posee airbags laterales, ¿qué dice esto sobre la estructura propia del auto?
-LatinNCAP exige que para las 5 estrellas, además de una serie de requisitos, que el auto pase un test de impacto lateral según la norma UN95 de la ONU. Para aprobar el test de esa norma no es necesario contar con airbags. Esa norma enfoca la disipación energética de impacto en la parte baja de la estructura, si ahí se logra disipar la mayor parte de la energía del impacto, lo que llega al resto del cuerpo como cabeza es poco o casi nada de esa energía sin que sea suficiente para hacer algún daño. Si un auto tiene que poner airbags laterales para pasar esta norma entraría a dudar de la estructura del mismo. Esta norma es un primer paso para obligar a un desarrollo estructural lateral mejor para proceder luego al impacto lateral como lo hace EuroNCAP que es de mismas características de test, pero con exigencias mayores, por ejemplo lleva una silla de niño con un niño en el asiento trasero. Si íbamos directo a lo que es EuroNCAP, las marcas ponían airbags sin control y las estructuras en los laterales quedaban relegadas. Recordemos que aún hay graves problemas con estructuras en impacto frontal y no se ha hecho mucho por cambiar eso.

-Teniendo en cuenta que el Up! fue tomado de la línea de montaje, y a pesar de que mantienen siempre el secreto sobre los autos que van a comprar, ¿podría esta vez hacer una excepción y decirnos si van a comprar un Up! en concesionario para comparar resultados?
-En algún momento compraremos uno de concesionario para hacer el test de auditoría mencionado. En ese caso el proceso será como el de cualquier auto LatinNCAP: no se avisa al fabicante hasta que el vehículo esté en el laboratorio.

-La decisión de volver a probar el Clio Mío, ¿fue de ustedes o de Renault?
-El Clío Mío fue patrocinado por Renault para demostrar las mejoras respecto al Mío testeado y presentado en julio. Recordemos que Renault tiene en Europa una trayectoria de autos seguros que data desde fines de los 90. Es una marca que se caracterizaba en Europa por ofrecer alta seguridad a cualquier modelo de su gama. En América Latina eso no ocurre y sólo lo alcanzan autos más caros lamentablemente, pero son los mismos viejos modelos de Renault que eran 5 estrellas. Confiamos en que la marca pronto alcance las 5 estrellas para sus modelos de América Latina (N. de la R.: leer declaraciones de Renault Argentina sobre este tema).

-Sin airbags, el Clio Mío obtuvo cero estrellas. Con dos airbags, saltó a tres estrellas. ¿Las bolsas de aire son la única solución para ofrecer autos más seguros?
-El Mío sin airbags fue cero estrellas y apenas llegó a las 3 estrellas. En ese modelo aún la estructura fue calificada de inestable y ha presentado desprendimientos en placas de piso. Recordemos que Renault no sólo pone airbags en ese caso, sino que agrega un refuerzo en la puerta del conductor que ayuda a mantener las mediciones de los dummies en el choque en niveles bajos aceptables.

-En mercados como Argentina y Brasil las pick-ups tienen cada vez mayor presencia, ¿está pensado realizar crash tests con este tipo de vehículos?
-Como solemos decir, el presupuesto es limitado y debemos optimizarlos a los autos más vendidos. Ojalá pudiéramos testear a todos los modelos de plaza. Para no limitar esa situación, ofrecemos el sistema de patrocinio por el cual cualquier puede patrocinar cualquier modelo en cualquier momento. Sobre las pick-ups, confiamos en que pronto aparecerán por la importancia que toman.

-¿Cuándo se conocerán los próximos resultados de LatinNCAP?
La Fase IV está terminada con 13 modelos presentados en un año. La nueva fase presentará nuevos modelos testeados y cambios en las pruebas de los niños, ya que empezamos a usar dummies serie Q, que son más precisos y mejores. Los cambios serán explicados en un webinar más adelante. Esperamos presentar los próximos resultados en julio y octubre.

Entrevista de Carlos Cristófalo

***

VIDEO: Crash test del VW Up! brasileño

***

ADEMÁS VW Brasil ya publicita el resultado del Up!

Aunque todavía no salió a la venta y el resultado del crash test es provisorio (ver nota arriba), Volkswagen Brasil ya publicita en las redes sociales las cinco estrellas LatinNCAP logradas por el Up! patrocinado.

"Prepárese, ahí viene el auto que va a dar un Up! en su seguridad. Cinco estrellas LatinNCAP", asegura el aviso.

LatinNCAP volverá a probar el Volkswagen Up! brasileño