Luego de que Peugeot se convirtiera el viernes en la primera marca en oficializar su nueva lista de precios con los modelos afectados por el aumento a los impuestos internos (leer Ley), Toyota Argentina entregó también a sus concesionarios el nuevo listado de precios.

El de Toyota es un caso emblemático, porque desde hace dos años cuenta con el único vehículo de fabricación nacional afectado por los impuestos internos: la SW4, producida en Zárate.

El impacto en la modificación de la alícuota, como era de esperarse, fue brutal: pasó de 425 mil a 641 mil pesos en la versión tope de gama (turbodiesel, 4x4, con tapizado en cuero y caja automática).

Según pudo saber Autoblog, durante el debate en el Congreso para la aprobación al impuestazo, el punto de los vehículos de fabricación nacional alcanzados por los impuestos internos fue uno de los más discutidos en las comisiones de Industria de Diputados y Senadores. Los legisladores del oficialismo se vieron en problemas para defender una medida que afectará las ventas de modelos producidos con mano de obra local.

La SW4 no sólo se fabrica en la Argentina, sino que además pertenece a una marca que hace sólo tres meses anunció una inversión récord de 800 millones de dólares para ampliar la capacidad de producción de un modelo, que de un día para el otro pasó a costar 220 mil pesos más.

Cabe aclarar que el impuestazo afectó a la SW4, pero no a su hermana con caja de carga: la Hilux. Los vehículos comerciales están exentos de impuestos internos y por eso mismo ya se pronostica un boom de ventas de pick-ups (leer más).

En la lista de precios que Toyota entregó a los concesionarios también hay otras distorsiones notables, fruto de las diferentes escalas establecidas para los nuevos impuestos internos. Por ejemplo, en la coupé 86 hay una diferencia de 50 mil dólares entre la versión de entrada a gama (86 FT, 59.000 dólares) y la más equipada (86 GT, 108.700 dólares).

Esta distorsión se aprecia también en la Rav4. Las cuatro versiones de entrada a gama oscilan entre 51 mil y 58 mil dólares, pero la variante Full pega un gran salto hasta 91 mil dólares, al pasar de categoría dentro del impuestazo.

Y ahora se comprende por qué Toyota Argentina lanzó a la venta el 12 de diciembre la Land Cruiser Prado 2014 sin precio oficial (ver nota). Sucede que el modelo que hasta ahora costaba entre 86 mil y 94 mil dólares, ahora pasó a valer entre 136 mil y 149 mil dólares.

Como se mencionó, por el momento la SW4 es el único vehículo nacional afectado por el impuestazo, pero el panorama podría cambiar en el corto plazo, si el Gobierno no modifica la base imponible al mismo ritmo de la inflación.

***

ADEMÁS Aumentan los gastos de mantenimiento y transferencias

Junto con el impuestazo a los autos, que disparará los valores de las unidades 0KM, en el mercado automotor ya se descuenta que también aumentarán los valores de los seguros y las patentes, sin importar la antigüedad del vehículo, ya que estos montos son fijados siempre en relación al valor de la unidad 0KM.

Además, este fin de semana se publicaron en los diarios La Nación y Perfil (con la firma de Carlos Sueldo y testimonios del Festa Group de Autoblog) otras noticias no muy positivas para los automovilistas.

* La Nación: El impuestazo llegó también a los autos más económicos

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com