Se terminó el misterio. El Torino 380S que perteneciera a Juan Manuel Fangio, y que el mes pasado fuera subastado por 45 mil dólares en Inglaterra (ver nota), fue comprado por un argentino. Así se lo reveló a Autoblog el propio comprador, Hernán Pelassini.

Pelassini es un Ingeniero en Sistemas de 37 años, que desde 1998 vive en California, Estados Unidos. Participó de la venta de Silverstone Auctions sin estar presente, por medio de una oferta por escrito, y él fue el primer sorprendido al enterarse de que se había quedado con el auto particular del Chueco (leer historia).

Autoblog entrevistó vía e-mail al nuevo dueño de esta reliquia, que respira argentinidad fierrera por los cuatro costados, para conocer más sobre el destino que tendrá el auto.

-¿Cómo fue que te enteraste de que estaba a la venta el Torino de Fangio?
-Lo vi publicado en Jalopnik, que viene a ser como la versión gringa del Autoblog Argentina.

-¿Y por qué decidiste comprarlo?
-En realidad, no me decidí a comprarlo. Me decidí a hacer una oferta. Y terminó resultando que mi oferta fue la más alta, pero no me lo esperaba. Pensé que iba a aparecer Horacio Pagani o algún coleccionista con una montaña de plata y se lo iba a llevar él. Y me decidí a hacer la oferta porque soy un gran admirador de Fangio. Quería asegurarme de que el auto fuera a "un buen hogar"

-¿Hubo mucha puja o fue una compra sencilla?
-La oferta la hice como "ausente": llenás un formulario con tus datos y declarás el máximo que querés ofertar. Alguien se sienta en la subasta y oferta en tu nombre. Me prometieron que me van a mandar una grabación de la subasta. Todavía no la tengo, así que no puedo decir nada sobre si hubo mucha puja. Para mí fue una compra sencilla.

-El auto estaba en poder de familiares de Fangio, ¿tuviste contacto con ellos?
-No, no tuve ningún tipo de contacto con la familia de Fangio.

-¿Qué significan para vos Fangio y la historia del Torino?
-Más allá de las victorias y los premios, la honradez y la hombría de bien que el Chueco demostró a lo largo de su carrera lo hacen un ídolo para mí. Es un ejemplo de persona, que me hace sentir orgulloso de ser argentino. Con respecto al Torino, en mi experiencia personal, es un auto con muchísima historia. Habiendo crecido en los ‘70/’80, tengo muchas memorias de ver y viajar en ese autazo, que sin dudas lo era así en comparación con el resto del parque automotor argentino de la época. Más allá de los detalles sobre si fue o no un diseño original argentino, si es un Rambler con otro cuerpo, y todas las demás historias, el Toro es “El Auto Argentino”.

-Por la historia del auto y su dueño, el precio de 45 mil dólares pareció barato visto desde la Argentina. ¿Qué opinás vos?
-Para mí, este auto en particular no tiene precio. El límite que yo había puesto para comprarlo era más alto de lo que terminó costando. Se ve que no había nadie más interesado en comprarlo.

-¿Cuándo vas a estar recibiendo el auto y qué uso le vas a dar?
-Estoy arreglando detalles de la entrega, el Toro va a estar llegando a California poco después del 21 de enero de 2014. Todavía estoy decidiendo cómo voy a hacer para poder manejarlo y, al mismo tiempo, no molestar demasiado la originalidad del interior. Pienso restaurar el exterior del auto tratando de mantener la mayor cantidad de piezas originales posibles. Tengo miedo de qué tan arruinada pueda estar la puerta del lado del acompañante. Una vez listo, pienso mostrarlo en shows y también manejarlo en la pista junto a grupos de autos clásicos. Me parece que es la mejor manera de mantener viva la memoria de Fangio y del Torino.

-¿Tenés otros autos de colección?
-Sí, también tengo un BMW E30M3 Evo2, del cual se hicieron 501 unidades durante el año 1988. En los ratos libres, soy miembro del Club BMW de California y manejo el M3 en eventos de pista, con la National Autosport Association.

Entrevista C.C.
Colaboró: Cacha Faz

***

El Torino de Fangio será subastado en Inglaterra
El Toro de Fangio será entregado en enero a su nuevo dueño.