Finalmente no hubo precio récord para el Torino 380S de Juan Manuel Fangio, que se subastó el viernes pasado en Inglaterra. El auto particular del Chueco -obsequio de IKA-Renault, leer historia- fue uno de los vehículos insignia de las Silverstone Auctions, realizadas en el histórico circuito británico.

Este sedán de cuatro puertas se encontraba en estado original y en el lote se incluían algunos objetos personales de Fangio (ver fotos). El vehículo se encontraba en poder de algunos herederos del Quíntuple, quienes aceptaron la propuesta de remate ofrecida por la casa de subastas inglesa.

La revista británica Top Gear especuló inicialmente con un precio de venta 56 mil dólares, pero al final no se alcanzó ni esa cifra. El martillo bajó por un valor de 28.175 libras (45.402 dólares, al cambio de hoy).

De esta manera, el auto de Fangio no llegó a convertirse en el Torino más caro de la historia. Este récord permanece en poder de La Bananita, la coupé Torino 380W Número 1 de Nürburgring, que estuvo desaparecida muchos años y que en 2007 fue comprada por el coleccionista argentino Daniel Van Lierde en 50 mil dólares (ver nota).

El precio del Torino de Fangio escapó a la tendencia actual de pagar cifras varias veces millonarias por objetos relacionados con la vida del balcarceño. En julio se subastó por 29,6 millones de dólares una de sus Flechas de Plata (ver nota). Y la semana pasada, una pintura de su Mercedes 196R firmada por Andy Warhol, se vendió en 13 millones de dólares (ver nota).