La tapa de varios diarios de hoy está ilustrada por el tríptico de Francis Bacon, la obra que anoche se subastó en Nueva York por un precio récord de 142 millones de dólares.

Pero en el remate organizado por la casa Christie's, en el Rockefeller Plaza, también hubo un espacio para el arte relacionado con los autos. La firma Mercedes-Benz se desprendió de un cuadro pintado por célebre el artista norteamericano Andy Warhol en 1986, que rinde homenaje a la Flecha de Plata de Juan Manuel Fangio.

La obra forma parte de una colección encargada por la marca de la Estrella para celebrar su centenario. Parte de ella se exhibió en 2010, en las salas porteñas del Malba (ver nota).

La obra lleva el título del nombre del auto: “Mercedes-Benz W 196 R Grand Prix Car (Streamlined Version, 1954)” y reproduce en diferentes colores –en el clásico estilo de Warhol- la imagen de uno de los autos de competición más revolucionarios de todos los tiempos.

Para la inspiración, Warhol utilizó numerosas fotos de época de Fangio al volante de este modelo, con el que el balcarceño ganó en su debut, durante el Gran Premio de Francia de 1954. Para saber más sobre el proceso creativo, se recomienda leer este informe.

Con carrocería de ruedas carenadas (“Streamliner”) o descubiertas (“Open Wheel”), el W196 es todo un ícono de la Fórmula 1 de su época.

Ajenos por completo al mercado del arte, desde Autoblog no deja de sorprendernos que un cuadro se haya acercado a casi la mitad del valor de un W196 auténtico. En julio se vendió un ejemplar conducido por Fangio en 29,6 millones de dólares (ver nota).

¿Tu presupuesto no te alcanza para el cuadro ni para el auto? No te preocupes, todavía estás a tiempo de pujar este viernes por el Torino del Chueco (ver nota).

C.C.

Un cuadro de Warhol sobre el Mercedes de Fangio se vendió por 13 millones de dólares