Jorge Gómez, el coleccionista de autos que se hizo famoso por sus capots intervenidos por artistas plásticos, sorprendió en Autoclásica 2013 con dos nuevas creaciones. Se trata de una Ferrari F355 y de un Porsche 911 GT2, que se exhibieron en el stand de las revistas Evo y Octane.

La Ferrari fue intervenida por el artista y ex diseñador de General Motors, Jorge Ferreyra Basso, quien pintó en el capot una obra en homenaje al primer triunfo de José Froilán González en la Fórmula 1, en Silverstone de 1951, que también fue la primera victoria de Ferrari en la categoría.

El 911 GT2 es el mismo con el que Gómez inició su colección de capots en 2009 (ver nota). Gómez se desprendió del auto dos años después, pero ahora lo volvió a recomprar y lo intervino una vez más. El coleccionista ya lleva encargados a Alemania más de 25 capots del 911 GT2, al punto de formar una galería que ya fue expuesta en el Museo Porsche en Stuttgart (ver nota).

Para la nueva intervención que exhibió en Autoclásica, Gómez llevó el deportivo a la escuela de bellas artes Juan Yapari, de Santiago del Estero, para que fuera decorado con una idea elaborada por un grupo de 50 estudiantes.

El florido 911 no pasó desapercibido por las calles, y días antes de ser exhibido en el Hipódromo, ya había sido fotografiado por los paparazzi de Autoblog, como muestra la imagen enviada por el lector Hans.

Jorge Gómez llevó a Autoclásica dos deportivos con intervenciones artísticas
El capot de la F355 en homenaje a Froilán es obra de Ferreyra Basso.

Jorge Gómez llevó a Autoclásica dos deportivos con intervenciones artísticas
El 911 GT2 fue decorado por estudiantes de Santiago del Estero.

Jorge Gómez llevó a Autoclásica dos deportivos con intervenciones artísticas
Y ya circula por las calles.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com