Para un piloto francés, un Rally de Francia nunca es igual a los demás. Pero este fin de semana, los franceses Sébastien Loeb y Sébastien Ogier vivieron un Rally de Francia que no será igual a ningún otro.

Tal como estaba previsto, Loeb se despidió del mundo de los rallys con esta competencia en su país natal. El hombre de Citroën había planeado un 2013 con un calendario acotado, pero así y todo logró imponerse en Montecarlo y Argentina. El galo de 39 años, que el año que viene debutará en el Mundial de Turismo (leer más), no tuvo la misma suerte despidiéndose en su casa y abandonó ayer, en el primer tramo de la última etapa. Pero abandona la categoría con un récord que será muy difícil de superar: nueve títulos mundiales.

Sébastien Ogier, de 29 años, fue un discípulo de Loeb y trabajó como su compañero de equipo en Citroën durante dos años. Este año debutó con la escudería Volkswagen y se aseguró su primer título de pilotos durante la superespecial del viernes. También se impuso en la general.

Ahora Ogier pondrá el foco en conseguir el título de marcas para Volkswagen. Con sólo dos rallys por delante (España y Gran Bretaña), la escuadra alemana marcha al frente con 339 puntos, seguida por Citroën con 259.

***

VIDEO: Volkswagen celebra el título de Ogier

***

VIDEO: Citroën homenajea a Sébastien Loeb

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com