Texto de Sergio Goiran
Abogado

Una de las tantas reglas de tránsito que los Argentinos no cumplimos -sea en ruta o ciudad-, es la señal de Pare que se anuncia por medio de un cartel vertical o pintado sobre el asfalto (horizontal). Esta señal se cumple a rajatabla en países vecinos, como Chile o Uruguay.

En la legislación de tránsito, el cruce en esquinas o bocacalle contiene diferentes reglas que asignan prioridad de paso en una encrucijada. Entre las más conocidas están: el que ingresa por la derecha, el semáforo en rojo o un cartel con la leyenda "Pare".

Estas reglas de preferencias no son concurrentes, sino que se excluyen entre sí. Ello es así porque la ley impone algunas reglas especiales de excepción, como el caso del cartel de "Pare", que asigna prioridad sobre el otro rodado, no importando si venía por la derecha.

La intención del legislador en la Ley, es asignar prioridad a uno sobre otro a fin de no crear una anarquía del tránsito. Y propende al resguardo de la seguridad.

El caso que se presenta fue resuelto por la Cámara Civil y Comercial 3º de Córdoba, fallo de fecha 26/05/2006, en autos “Villegas, Salvador c/Gaetan Carlos – Daños y perjuicios (accidente de tránsito)".

El caso: colisionan en una esquina dos autos. Uno alega tener la prioridad de paso por la regla del que ingresa por la derecha, (izquierda del que debe detenerse). El otro aducía tener prioridad de paso, porque había en la esquina del lado del primero un cartel de "Pare", que lo obligaba a detenerse.

El Juez de primera instancia admitió tanto la demanda como la reconvención, pero repartió las responsabilidades de ambos en partes iguales, reduciendo las indemnizaciones a la mitad.

Ambas partes, disconformes, apelaron el fallo y la Cámara Civil mencionada estableció que la prioridad de paso (regla de la derecha) es una norma que está implícita en la circulación diaria y es una regla general, que admite algunas excepciones, como lo es, la señal (cartel) de "Pare", que es de excepción y deroga a aquella regla, otorgándole preferencia, por lo que es obligatoria la detención ante esta señal.

Dice el fallo que el cartel de "Pare" se asimila un semáforo que está en rojo, y es obligación del que transita por esa vía de detenerse, quedando eliminada cualquier tipo de prioridad en el tránsito.

En conclusión, el fallo modifica (revoca) lo resuelto en primera instancia, admite la reconvención interpuesta por la demandada y hace lugar a su pretensión.

Como dato de comentario, es común ver a diario que ante la señal de "Pare" la gran mayoría de los automovilistas aminora la velocidad y, al ver que puede pasar, sigue hacia adelante, cuando en realidad deberían detenerse a cero. A ello le agrego que los que viene detrás tienen la misma conducta y si, el de adelante llegara a frenar por completo, habría una colisión casi segura, por falta de costumbre ante la aplicación correcta de esta señal.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com