Texto de Ícaro Bedani

El Chevrolet Celta se produce hoy en la planta brasileña que General Motors tiene en Gravataía, cerca de Porto Alegre. Allí se fabrica junto a los nuevos Onix y Prisma, pero la capacidad de producción ya alcanzó su límite y el Celta pronto se mudará de establecimiento.

Está previsto que el traslado se haga a la planta de São José dos Campos, en el estado de São Paulo. Pero esta movida llegará acompañada por importantes cambios.

El sustituto del actual Celta tiene su lanzamiento previsto para comienzos del 2016. Y tendrá una estructura y componentes más simples que el Celta actual. Las butacas, por ejemplo, tendrán espumas más delgadas, según los proveedores, que confirmaron el nombre interno del modelo: Proyecto E-Car.

Y la “E” no es de ecológico ni de eléctrico, sino de “económico”. La idea de GM es seguir el mismo caminó que recorrió Renault desde el Clio II al actual Clio Mío (leer crítica). El E-Car competirá también con la adaptación para el Mercosur del Volkswagen Up!, que se presentará a fin de año.

Y se enfrentará al nuevo low-cost que Fiat lanzará a la venta para reemplazar al Uno Fire, que se dejará de producir a comienzos del 2014 al no poder ser equipado con doble airbag ni frenos ABS. En el interín, el espacio del Uno Fire será ocupado por una versión económica del Palio Fire.

  • Copyright de Car and Driver. Traducción y derechos exclusivos de reproducción para la Argentina de Autoblog.com.ar
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com