Federico Kirbus, decano del periodismo automotor en la Argentina, fue traductor de la Dirección de Prensa de Damiler-Benz, en Stuttgart, en los años ’50.

Y acompañó a Juan Manuel Fangio en todos los Grand Prix que el Chueco corrió para la marca alemana. En esta nota exclusiva para Autoblog, Kirbus plantea algunas dudas sobre el auto récord subastado el viernes pasado.

***

El “auto de Fangio” que nunca existió

Por Federico B. Kirbus

El ejemplar del Mercedes-Benz W 196 R recientemente subastado en una suma récord sin precedentes acaso alguna vez fue conducido por Juan Manuel Fangio, pero de modo alguno fue el vehículo asignado al balcarceño en las temporadas 1954/1955.

Porque en ese período en la Rennabteilung, en Stuttgart, se construyó un total de 15 máquinas en ocho versiones diferentes: con y sin carrocería aerodinámica integral, con frenos delanteros internos y externos (en las ruedas), con motor de 2,5 y de 3,0 litros, y así sucesivamente. En esas dos temporadas Fangio condujo ocho chasis diferentes.

O sea, nada fácil de determinar cuál fue el “coche de Fangio”, habida cuenta de que tal vehículo nunca existió. Y a todo eso, una joya mecánica muy difícil de copiar, calcar o duplicar. Para eso hay que tener en cuenta que el W 196 tenía dos motores: dos, en tándem, en blocks no fundidos sino en acero soldado, que es una técnica muy delicada y exigente donde a todo eso no podían cambiarse camisas para una rectificación a fin de ajustar el alesage, pero que sí permitía economizar peso.

Un auto de competición sufría modificaciones continuas. Jamás existían, entre una carrera y otra, dos vehículos idénticos por aquello de las mejoras mecánicas que permanentemente había que introducir.

Puede, de todos modos, considerarse un récord a su manera: que para el objeto se haya pagado alrededor de 34 dólares por gramo.

¿Y si no era el de Fangio?
La Flecha de Plata subastada el viernes pasado por 29,6 millones de dólares.

¿Y si no era el de Fangio?
Del archivo de Kirbus, el listado de las diferentes Flechas de Plata utilizadas por Mercedes-Benz en 1954.