La semana pasada, cuando fui a la sede central de Hyundai Motor Argentina a devolver la New Santa Fe (leer crítica), ingresé al cuartel general de Olivos pensando que estaba manejando el modelo más lujoso y confortable que la marca tiene en el país. Pero me equivocaba.

En el taller de pre-entrega, donde se revisan los vehículos antes de ser despachados a concesionarios o clientes, me encontré con una imponente limousine negra, de brillante parrilla cromada y una mascota alada sobre el capot. Era un Hyundai Equus, recién arribado al país.

Gracias a una gestión de Facundo Rodríguez Ruiz, del departamento de Marketing y Comunicación, Autoblog logró un permiso exclusivo para conocer más de cerca el modelo más lujoso de Hyundai a nivel mundial.

La unidad arribada es un Equus VS460, homologado por Hyundai Motor Argentina y traído al país por la Embajada de Corea del Sur en Buenos Aires. Los diplomáticos ya habían traído al país otros ejemplares del Equus de primera generación -conocido como LZ y desarrollado en alianza con Mitsubishi en los años ’90-, pero este es el primer Equus de segunda generación (VI) en llegar a la Argentina.

Equus significa "caballo", en Latín. En otros mercados, como Medio Oriente, este modelo se comercializa bajo el nombre Centennial.

Mide 5,16 metros de largo, pero también se ofrece una versión Limousine que llega a los 5,46 metros. Por dimensiones y equipamiento, se posiciona al mismo nivel de un Audi A8, un BMW Serie 7, un Mercedes-Benz Clase S o un Lexus LS.

Para tener una idea clara de su nivel de exclusividad, el año pasado Hyundai vendió casi 4,4 millones de autos en todo el mundo. Pero apenas 15 mil Equus. “Aunque esperan cerrar el 2013 con 18 mil unidades”, acotó Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai Motor Argentina y un gran admirador del Equus. “Para nosotros, es destacable que la Embajada de Corea haya decidido traer este auto para uso oficial del embajador, ya que el Hyundai Equus es un símbolo de la capacidad tecnológica de la industria coreana”.

Pero, según contó Cavicchioli, el trámite de importarlo no fue sencillo: “Para nosotros, la odisea comienza con la homologación, ya que desde hace algunos meses no se puede traer al país un auto que no esté homologado. Antes, las Embajadas tenían permisos especiales, pero ahora no hay más excepciones y todos los vehículos tienen que estar homologados. Todo el trámite del Equus lo hicimos sólo para esta unidad, ya que Hyundai no comercializa el Equus en la Argentina. Del mantenimiento del vehículo nos encargaremos nosotros de manera directa. Las piezas necesarias para el mantenimiento se traerán a pedido, pero en nuestro Centro Nacional de Repuestos (leer más) ya contamos con elementos básicos como filtros y correas”.

Esta unidad tiene un motor V8 naftero de 4.6 litros, con 373 caballos de potencia. Lleva una caja automática de seis velocidades y tracción trasera. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y la velocidad máxima está limitada a 240 km/h.

La suspensión es neumática, con un control electrónico que minimiza los efectos de las inercias en el manejo (sube o baja la trompa, reduce la inclinación lateral, etcétera). El habitáculo está revestido con materiales especiales para reducir ruidos y vibraciones. Los vidrios laterales son dobles.

El equipamiento está compuesto por nueve airbags (incluye laterales traseros y de rodilla para el conductor), equipo de audio Lexicon de 608W, 17 parlantes, pantalla trasera de ocho pulgadas y varias cámaras para facilitar el estacionamiento.

Las butacas cuentan con un sistema de masajes y estiramiento, que trabaja la zona de hombros y espalda. Todos los asientos tienen regulación eléctrica, calefacción y refrigeración. En las plazas traseras hay apoyapiernas plegables, para viajar como en la butaca de un avión.

Esta unidad vino con opcionales específicos, que van desde el sistema de cierre de puertas automático y soportes laterales para las banderas, que lo identificarán como el auto del embajador.

Son los pequeños detalles que diferencian a un auto muy exclusivo. De uno realmente único en la Argentina.

C.C.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Son 5,16 metros de ingeniería coreana.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Este Equus VS460 es el nuevo auto del embajador de Corea del Sur en Buenos Aires.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Tiene sólo cuatro plazas y toda la atención está puesta en quienes viajan atrás.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
El conductor tiene un volante en cuero y madera.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Butacas eléctricas en las cuatro plazas y vidrios dobles.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Clásico y moderno.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
El pasajero de atrás a la derecha tiene butaca tipo First Class.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Pantalla de ocho pulgadas, mesita de madera plegable y numerosos comandos. El control remoto es para seleccionar los programas de masajes.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Su huella lumínica será inconfundible.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
El motor V8 entrega 373 caballos de fuerza.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Hay un nuevo emblema por las calles de Buenos Aires.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai Motor Argentina, junto al Equus.

Exclusivo: llegó un Hyundai Equus a la Argentina
El Equus en la sede central de Hyundai en Olivos. El diseño del mobiliario de este showroom pronto estará presente en los concesionarios Hyundai de todo el país.

***

VIDEO: Hyundai Equus-Centennial

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com