Un pionero intrépido y aficionado a la mecánica. Dos hijos pilotos y constructores de autos revolucionarios. Récords de velocidad, presencia en la Fórmula 1, diseños que marcaron época. Todos estos son rasgos más que suficientes para conformar el ADN de una casa de autos legendaria.

El único detalle es que la Scuderia Bucci está en la Argentina y, hasta anoche, pocos recordaban su existencia.

Pablo Bucci, cuarta generación de la familia, celebró ayer en el Tattersall de Palermo los 100 años de historia de la Scuderia Bucci en el mundo de los autos (ver galería de fotos del evento). Y lo hizo con la presentación del prototipo Bucci Special, un superauto de 600 caballos de fuerza que será una de las estrellas del Salón de Buenos Aires 2013 (datos técnicos del Special).

Domingo Bucci, el fundador de la Scuderia, nació en 1894 en San Carlos, provincia de Santa Fe. Desde chico se las ingeniaba para reparar bicicletas y carros de caballo. A los 17 años viajó a Italia, hizo un curso de piloto y volvió en 1913 a la Argentina con un motor Bleriot desarmado y los planos para construir un avión.

Al poco tiempo, comenzó a fabricar autos de carrera, incorporando desarrollos aerodinámicos y soluciones mecánicas de la aviación. Con el Hudson y otros autos, Domingo Bucci ganó 58 de las 64 carreras en las que participó.

En el taller ya lo ayudaban sus hijos, Rholand y Clemar, nacidos en Zenón Pereyra. Rholand corrió en Midget y Fuerza Limitada, pero Clemar demostró un talento superior al volante y se convirtió en el primer piloto argentino en viajar a Europa para correr un Grand Prix. Fue en Ginebra, en 1948, con una Maserati.

Clemar Bucci formó parte después de la misión de pilotos argentinos enviados por el gobierno de Juan Domingo Perón a correr a Europa. Lo acompañaron Juan Manuel Fangio y José Froilán González. Manejó autos de Ferrari, Alfa Romeo, Gordini y Cisitalia Porsche.

Al margen de las carreras, Rholand y Clemar habían fundado la autopartista Bucci, que proveía con piezas a las fábricas de Ford, Chrysler y Siam, en la Argentina. En sus tiempos libres, continuaron con la tradición de Domingo de crear autos de competición, como el Special Alfa Romeo y el Ford Bucci.

En 1970, Clemar Bucci sorprende presentando el Dogo, el prototipo de un deportivo argentino, con puertas tipo alas de gaviota, un diseño futurista, motor Peugeot y transmisión Porsche. El constructor argentino Horacio Pagani confesó que el Dogo fue su inspiración para encarar su empresa Pagani Automobili, creadora de los Zonda y Huayra.

En 2001, Clemar Bucci y su hijo Clemar Junior comenzaron la fabricación de una pequeña serie de recreaciones de Mercedes-Benz de competición. Así nacieron los 300 SLR de la Mille Miglia y el 300 SL Panamericana.

En 2007, a los 87 años, un huracán sorprendió en Miami a Clemar Bucci y lo obligó a recluirse en un departamento durante una semana. Allí comenzó a dibujar y nació la idea de crear el Bucci Special, el sueño de un superauto argentino (leer entrevista a Clemar Bucci).

“Mi tío abuelo trabajaba y proyectaba como si no fuera consciente de su edad”, recordó anoche Pablo Bucci. “Yo le decía que era un hot-rod, con corazón de 40 años y carrocería de 90”.

Pablo Bucci fue el encargado de continuar el proyecto del Special cuando Clemar falleció en 2011. El prototipo fue sólo una manera espectacular de festejar los 100 años de la familia con el mundo de los motores.

Pero la historia no se detendrá acá. En julio comenzará el desarrollo de una versión moderna del Bucci Special de 1953. Será un deportivo ligero, para manejar todos los días y se pondrá a la venta en una pequeña serie.

Pablo Bucci sabe que si la historia de su familia se hubiera desarrollado en Europa, el trabajo de volver a poner en marcha la Scuderia sería más sencillo. Pero ni él ni su equipo le temen a a las dificultades ni a las trabas burocráticas.

Saben que conforman la única automotriz de origen argentino con cien años de historia.

C.C.

Bucci: el día que la Argentina descubrió que tenía una marca de autos centenaria
Entrá a la galería de fotos del Bucci Special. Y en otra galería mirá el backstage de la presentación.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com