La automotriz coreana Kia anunció su firme intención fabricar vehículos en Brasil. Así lo reveló el presidente de la marca en el país vecino, José Luiz Gandini, durante el lanzamiento del nuevo Cerato (ver fotos).

"Tenemos la certeza absoluta de que tendremos una fábrica en Brasil”, afirmó Gandini. “Todavía no sabemos si será una fábrica bajo el comando de Kia Motors Corporation, del Grupo Gandini o el fruto de un joint-venture. Pero mi intenció es que se establezca cerca de San Pablo”, agregó.

El nuevo régimen automotor que rige en Brasil aumentó en 30 puntos porcentuales la carga del Impuesto a los Productos Industrializados (IPI) para las marcas de autos que no tienen producción en ese país. Kia fue una de las marcas que sufrió los efectos de este impuestazo y sus ventas cayeron 40% el año pasado. Por eso, decidió seguir el camino de otras marcas, como BMW: radicarse en Brasil.

Una vez que rubrique ante el Gobierno brasileño su proyecto industrial, Kia podrá quedar exento de ese impuesto extra. Por eso la marca ya acelera los trámites administrativos y prepara ocho nuevos lanzamientos para los próximo meses en Brasil: nueva Sorento (ya a la venta en la Argentina), Quoris, Cadenza, Cerato Hatchback, Carens, Optima, Cerato Koup y Soul 2014.