El Fiat 500 se fabricaría en México sólo hasta el 2015. Así lo informó la agencia de noticias Automotive News, que señaló que la próxima generación del citycar retro volvería a ser de producción exclusiva de Polonia.

La decisión tiene como objetivo economizar costos y permitir la producción en la planta mexicana de Toluca de modelos más orientados para el mercado de Estados Unidos.

La medida también sería una respuesta al conflicto sindical que se desató en la planta polaca de Tychy. Los trabajadores de ese establecimiento están operando con turnos reducidos desde que se anunció la transferencia de la producción del modelo Panda para Italia.

La decisión de cesar la producción del 500 en México afectará al posicionamiento de este modelo en la Argentina. Mientras provenga del país azteca gozará de beneficios impositivos, pero si se importa desde Polonia (como ya ocurre con las versiones 500C, ByGucci y Abarth) pagará un 35% de arancel aduanero.

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com