Texto y fotos de Carlos Sueldo

Desde Mendoza - El director para América Latina de la consultora norteamericana IHS Automotive, Guido Vildozo, confesó hoy que algunas terminales automotrices están evaluando producir en Argentina modelos que actualmente se fabrican en Brasil, para “evitar problemas en el puerto de Zárate” y otras restricciones al intercambio comercial que afecta la balanza de pagos del sector en nuestro país.

El analista reveló este dato como parte de su exposición sobre el “perfil de la industria automotriz global”, que hizo en la jornada matutina de la Convención Nacional de Concesionarios de Acara, que se llevará a cabo hasta el sábado en esta ciudad.

“No vemos un cambio muy radical dentro de los players en el mercado argentino, vemos que este cierre que está teniendo el Gobierno hacia los importados, para proteger a los que producen localmente, ha hecho que varias terminales estén considerando producir todos los productos que tienen en Brasil, acá en Argentina, para no lidiar con el problema para la importación”, señaló.

Autoblog le preguntó si podía precisar qué terminales tienen esos planes, y aseguró que son “al menos tres”, que ya cuentan con plataformas que se pueden adaptar fácilmente a esos modelos.

En cuanto a la demanda del mercado, aseguró que habrá una mayor fluctuación hacia modelos del Segmento A (puso como ejemplo el Ford Ka y el Fiat 500), con una oferta de nivel de equipamiento más parecida a la del Cinquecento.

En el plano económico, Vildozo confesó que desde su consultora hicieron una revisión del crecimiento del mercado argentino por la “evolución negativa de los indicadores del país”. En ese sentido, el análisis que hacen las consultoras internacionales del sector de la situación del mercado argentino es un poco más pesimista a partir de eventos y políticas como la decisión de privatización de YPF.

“Nuestra perspectiva del mercado ha cambiado mucho a lo largo de los últimos 12 meses. El punto de inflexión fue la nacionalización de YPF, que ha generado un proceso de cautela en la industria, y ha impactado mucho en nuestra manera de ver el mercado”, añadió.

La Argentina tiene proyectado llegar a vender 1,6 millones de autos en 2020 (leer nota), pero los analistas realizan una evaluación negativa de esta previsión. "El mercado de cerrará el 2012 con una paridad en las ventas comparado 2011, sólo hablando de vehículos livianos, y quizás una leve contracción de 1% o 2 %. Y sí más que nada vemos una complicación para 2013, por el estancamiento en el precio de los commodities para Brasil y China", manifestó Vildozo.

“Imaginamos que el mercado entrará en un proceso de ajuste, donde las ventas caerán a alrededor de 785 mil o 795 mil unidades el próximo año", explicó.

Un escenario similar para el Mercosur describieron luego los representantes de la consultora Roland Berger Strategy, Martin Bodewig y Walter Wieland (ex hombre fuerte de GM en la región), quienes además advirtieron a los empresarios de los concesionarios que deberán prepararse para un “cambio en el negocio” de la venta de autos, buscando estrategias competitivas para diferenciarse, realizar inversiones y compartir recursos para lograr economías de escala, entre otros factores.

La mañana concluyó con una pormenorizada descripción de la economía argentina y la visión para el mercado automotriz, a cargo de Dante Sica, quien fue un poco más optimista con respecto a las estimaciones de crecimiento del mercado automotor para 2013 (entre +3% y +4%, calculó) aunque también advirtió sobre un futuro con menores márgenes de rentabilidad para los concesionarios, que además tendrán el enorme desafío de mejorar su productividad.

Para esta tarde, se espera el discurso de Débora Giorgi (tras un nuevo cambio de agenda) y del presidente de Adefa, Viktor Klima.

Automotrices analizan migrar productos de Brasil hacia la Argentina
¿Sexismo en Mendoza? Programa de disertantes. Y programa rosa para mujeres, con clases de cocina.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com