Texto de Carlos Sueldo

Desde Mendoza - Se inauguró ayer formalmente la XX Convención Nacional de Acara, en el Hotel Intercontinental de la ciudad de Mendoza. Las jornadas de debate comienzan hoy jueves, con la presencia de la ministra de Industria, Débora Giorgi y una nutrida comitiva que obligó a los organizadores a reacomodar alojamientos y desplazar al contingente de periodistas al más céntrico Hotel Sheraton.

Durante la tarde del jueves, la cúpula de Acara fue recibida por las autoridades provinciales encabezadas por el gobernador Francisco “Paco” Pérez, un cercano aliado del gobierno nacional y de muy buena sintonía con Giorgi.

Pérez se mostró agradecido por haber sido su provincia la elegida para el cónclave, y dio a conocer sus intenciones de “impulsar un polo autopartista” en la tierra del Malbec, para lo cual, ya se realizaron “algunos ensayos para ver las rentabilidades y sacar algunas conclusiones sobre la posibilidad de un trabajo mancomunado con la cadena del sector”.

Curiosamente -por cuestiones de agenda- el jueves se cruzará con la ministra, ya que en el mismo momento en que ella arribe a Mendoza para hablar en la convención, el mandatario provincial tiene agendado un acto con la presidenta Cristina Kirchner, en Buenos Aires.

El presidente de Acara, Abel Bomrad (en la foto de archivo, con Giorgi), abrió el encuentro junto al gobernador mendocino. Afirmó que desde la Asociación apuntan a “ubicar a los concesionarios como parte de la cadena de valor automotriz, para ver qué lugar le corresponde dentro de la problemática actual”.

Para hoy está previsto un panel con Eugenio Alemán, director y economista principal en Wells Fargo, Guido Vildozo, de IHS Automotive, la consultora de la industria automotriz más importante de Estados Unidos, Stephan Keese y Martin Bodewig, socios y directores para el segmento Automotor de Roland Berger Strategy Consultants, la consultora de la industria más importante de Europa.

Foto: Ministerio de Industria

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com