YPF decidió en marzo pasado reducir la calidad de la nafta súper que vende sus estaciones de servicio. Bajó la calidad del octanaje de 96 a 93 RON.

De esta manera, dejó fuera de las especificaciones exigidas por los fabricantes de autos a los propietarios de motores que necesitan combustibles con al menos 95 octanos.

La medida, que se tomó dos meses antes de la expropiación de la petrolera a Repsol, fue comunicada mediante la Ficha Técnica Nº 2 publicada en marzo de 2012 (descargar documento). Y se aclara que esa resolución modifica a la Ficha Técnica Nº 705 de enero del 2011 (descargar documento).

Con esta medida, quienes tengan motores que deban cargar nafta con al menos 95 octanos ya no podrán usar la Súper de YPF. Tendrán que utilizar la más costosa nafta premium o cargar nafta súper de otras marcas.

Esta es la segunda modificación que realiza YPF a su gama de combustibles en lo que va del año. Ya en enero había introducido el Diesel 500, que en la práctica reemplazó a la más económica Ultra Diesel en la mayoría de las estaciones de servicio (ver nota).

En su programa AutoTécnica, el ingeniero Alberto Garibaldi profundizó sobre este tema.

***

VIDEO: La explicación de Alberto Garibaldi en AutoTécnica

(Gracias a Dariocte, Emilcas27, FerD, Jero, Pelaka, Sebu y Willy por el dato)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com