Electric Vehicle Symposium 26, la mayor exposición de autos eléctricos del mundo, inauguró ayer una nueva edición en Los Angeles, Estados Unidos. Allí está exponiendo la Compañía Argentina de Automóviles ArqBravo, que llevó a California tres propuestas diferentes para este tipo de vehículos.

* Proyecto Rod-On: Un citycar eléctrico para dos personas, con una autonomía de 120 kilómetros, que se podrá alquilar por horas para realizar pequeños trayectos en grandes ciudades. El alquiler se paga con tarjeta de crédito y el auto se retira y se devuelve en las diferentes estaciones de recarga ubicadas en distintos puntos de las ciudades.

* Proyecto de Estación Multicarga: Un edificio cilíndrico con capacidad para recargar baterías de hasta 30 autos eléctricos al mismo tiempo. Es apto para todo tipo de vehículos eléctricos y cuenta con paneles de energía solar giratorios, que acompañan el movimiento del sol como un girasol.

* Proyecto ArgenLithium Free Water: La idea es crear una compañía argentina de extracción de litio para aprovechar las reservas que tiene nuestro país de ese mineral, que están entre las más grandes del mundo. La idea es no utilizar agua en el proceso de extracción, sino un método más moderno y ecológico.

Desde California, el arquitecto Miguel Angel Bravo, titular de ArqBravo, mantuvo la siguiente entrevista con Autoblog.

-¿Por qué eligieron EVS-26 para exponer estos proyectos?
-El Electric Vehicle Symposium 26 es el evento más importante de la industria mundial del auto eléctrico. El Rod-On es el proyecto más importante que tiene la Compañía Argentina de Automóviles ArqBravo para llevar adelante un sistema de medios de transporte eléctricos, mediante el sistema de vehículo compartido y a demanda. ArgenLithium, por su parte, es un proyecto que promueve la explotación de las grandes reservas de litio que tiene la Argentina, pero mediante la articulación de una cadena de valor sustentable y ecológicamente responsable. El litio se puede extraer de diferentes maneras, como el método de evaporación. Pero consume una gran cantidad de agua. Por eso nosotros impulsamos una técnica más moderna e interesante, que no utilizará agua. Por todo eso estamos en California exponiendo. Los Angeles es una de las ciudades más avanzadas en la demanda de autos eléctricos y para ellos también estamos ofreciendo una estación de recarga de baterías múltiples, que se adapta a todo tipo de vehículo eléctrico, y que incluye un colector fotovoltaico para aprovechar la energía solar.

-¿En qué estado de desarrollo se encuentra el Rod-On?
-Ya tenemos el modelo terminado, que lo estamos exhibiendo acá. Ya estamos probando el chasis, en base a la experiencia del Buggy Tecnópolis que presentamos el año pasado. Y el motor lo estamos desarrollando en colaboración con nuestros aliados de Estados Unidos, China y Eslovenia. Calculamos que el primer prototipo rodante estará en operaciones ya este año.

-¿Qué otras automotrices están interesadas en la explotación del litio argentino y cuál debería ser la política del Estado en relación a estos recursos?
-Sabemos que Toyota, Mitsubishi y otras automotrices se están aliando a empresas mineras y fabricantes de baterías para explotar el litio argentino. Detrás de estas empresas están presentes los estados de Corea del Sur y Japón. A mi modo de ver, no es correcto que estados extranjeros se estén repartiendo un recurso natural de la Argentina. Hoy la Argentina está exportando carbonato de litio por valor de un millón de dólares. Nuestra propuesta es añadir valor agregado, con la fabricación local de baterías y autos eléctricos. De esta manera, podríamos multiplicar la capacidad exportadora para alcanzar sin problemas los mil millones de dólares. Ya presentamos al Ministerio de Ciencia todos estos números.

-¿Qué diferencias hay entre los argentinos y los norteamericanos en cuanto a su predisposición para comprar autos eléctricos?
-Lo que pasó en Estados Unidos es que el gobierno de Obama multiplicó los subsisdios y los beneficios para la fabricación y venta de autos eléctricos. Tal es así que nosotros estamos trabajando para ver la posibilidad de montar el Rod-On acá en California. Por cada 25 mil dólares que cuesta el Rod-On, el Gobierno norteamericano está dispuesto a pagar 10 mil dólares en subsidios. También hay subsidios para el desarrollo de paneles solares y energía eólica. Los argentinos tenemos una gran predisposición a incorporar tecnologías nuevas, eso se puede ver en la penetración en las redes sociales y el consumo de dispositivos de comunicación y entretenimiento. Lo que está faltando en la Argentina todavía son incentivos por parte del Estado y, por supuesto, financiación. Se sabe que en Estados Unidos cualquier persona con un sueldo básico puede llevarse un auto 0km a su casa y pagarlo en cómodas cuotas.

-¿En qué estado se encuentran todos los otros proyectos de ArqBravo?
-El Auto Popular Argentino está terminado y a la espera del decreto de terminal automotriz que nos autorice a fabricarlo y matricularlo. Nuestra empresa fue seleccionada para calificar dentro de los créditos del Fondo del Bicentenario, así que la presentación del pedido del crédito y de terminal se hizo de manera conjunta hace seis meses. Todavía estamos en la etapa donde nos encontramos respondiendo preguntas de los evaluadores del crédito. El nuestro es un proyecto complejo y el único que se presentó al Fondo del Bicentenario con la idea de crear una compañía automotriz argentina.

EVS-26: ArqBravo exhibe sus ideas en la mayor exposición de vehículos eléctricos
La exposición EVS-26 se llevará a cabo en Los Angeles hasta el miércoles que viene.

***

VIDEO: Estación Multicarga

***

VIDEO: Mapping sobre el modelo Rod-On