La presidente Cristina Kirchner informó esta tarde que a partir del año que viene la máxima categoría de automovilismo tendrá una fecha en el calendario de la FIA "a fines de noviembre o a principios de diciembre".

El contrato se extenderá por tres temporadas. Y tendrá un costo para el Estado argentino de 40 millones de dólares por año. Desde 1998 que la categoría máxima no corría en nuestro país.

Cristina Kirchner aprovechó hoy la visita de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli -ganadores del Dakar- para anunciar que el Gobierno tiene "prácticamente cerrado" el regreso de la Fórmula 1 a la Argentina.

Según anunció, la máxima categoría de automovilismo internacional tendrá una fecha a fines de noviembre o a principios de diciembre en la Ciudad de Mar del Plata, a partir de 2013 y por tres temporadas.

"Espero que se termine de firmar, porque sino te juro que te mato", bromeó la mandataria junto a su ministro de Turismo, Enrique Meyer, que es el encargado de realizar las últimas tratativas.

Según pudo averiguar el diario El Cronista, organizar un GP de Fórmula 1 demanda una inversión de entre 30 y 40 millones de dólares, aunque a ese dinero habría que sumarle los altos costos que representan construir un trazado. Al ser callejero y llevarse a cabo en la zona de Playa Grande, se estima, el gasto es menor.

Teniendo en cuenta que el Estado será el que desembolse esa suma de dinero, el gasto anual sería cercano a los 180 millones de pesos, la mitad de los 360 millones que se ahorrará si se hace efectivo el traspaso del subte y los colectivos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Por ende, dos años de Fórmula 1 en el país equipararán al subsidio anual al transporte que dejaría de pagar el Estado. La edición de 2015 superaría con creces ese hipotético ahorro.

El ministro Meyer, en tanto, dejó entrever que la carrera dejará beneficios económicos similares a los que entregó el Dakar en sus cuatro ediciones en el país, de entre 200 millones y 300 millones de dólares. En sintonía, Cristina ayer apoyó esa moción de Meyer al declarar que "gracias al Dakar a la Argentina la conocieron 150 millones de personas en todo el mundo".

Traer el Dakar a la Argentina, cabe recordar, le costó al Estado por edición alrededor de 7 millones de dólares.

El director de la Fórmula 1, el inglés Bernie Ecclestone, admitió la semana pasada que la Argentina y México podrían regresar al futuro calendario de la máxima categoría del automovilismo mundial.

"Sí, estamos pensando en ambos (países)", reconoció el directivo sobre la búsqueda de nuevos mercados ante la crisis económica y financiera de Europa y América del Norte.

"Está claro que nos faltan carreras en Latinoamérica y estamos mirando atentamente esa parte del mundo", adelantó Ecclestone en declaraciones a la agencia alemana DPA.

Argentina organizó 21 Grandes Premios a lo largo de su historia y celebró el último en el autódromo porteño "Oscar y Juan Gálvez", en 1998.

***

Comunicado de prensa de Presidencia de la Nación La Presidenta anunció que se está cerrando el acuerdo para el regreso de la Fórmula 1 a la Argentina

La presidenta Cristina Fernández anunció que a partir del año próximo retornará a la Argentina el Gran Premio de Fórmula Uno, que se desarrollará entre fines de noviembre y principios de diciembre en Mar del Plata.

Las carreras se desarrollarán durante tres años, a partir del 2013 y hasta el 2015, dijo la Primera Mandataria, al hablar en la Casa Rosada luego de haber recibido a corredores que participaron, en distintas categorías, del Rally Dakar, que se desarrolló este año en el país y que se extendió a Chile y Perú.

Cristina Fernández, acompañada por los ministros de Turismo, Enrique Meyer; de Planificación, Julio De Vido, y del Interior, Florencio Randazzo, entre otras autoridades, recorrió la Explanada de la sede de Gobierno donde se exhibieron camionetas, motos, cuatriciclos y camiones que participaron del Dakar.

Luego, en el interior de la Casa Rosada, en el Salón de los Bustos, la Presidenta entregó plaquetas a los corredores Alejandro Patronelli, Pablo Rodríguez, Lucio Alvarez, Flavio del Soto, quien lo recibió en nombre de su padre Gerardo, y el deportista Memi Andrés; Bernardo Grau, Javier Pizzolito, Lucas Bonetto, Tomás Mafei y Marcos Patronelli.

Al iniciar su discurso, la Primera Mandataria dijo que quería rendirle un homenaje a esos deportistas "que han representado tan bien en el Dakar" al país, y destacó que esa competencia permitió que la Argentina se ubicara en una "pole position" en materia de conocimiento, pues gracias a esa carrera, 150 millones de personas conocieron al país.

A continuación anunció que, merced a una propuesta de Meyer, se decidió volver a traer las competencias de Fórmula Uno al país, como sede del campeonato.

"Estamos cerrando" el acuerdo correspondiente, puntualizó, para añadir que se hará "durante tres años, en el 2013, el 2014 y el 1015 en la ciudad de Mar del Plata", entre "fines de noviembre y principios de diciembre" de esos años.

"Para nosotros esto será muy importante, porque después del fútbol, el automovilismo es el segundo deporte preferido de los argentinos", destacó.

"Lograr que Argentina sea sede de la Fórmula Uno es una cosa que nos merecemos los argentinos, para poder mostrar las cosas que tenemos", apuntó.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com