El español Fernando Alonso, de Ferrari, ganó ayer el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, la novena prueba del Mundial 2011, por delante del alemán Sebastian Vettel y del australiano Mark Webber, ambos de Red Bull.

Alonso, que comenzó la carrera en tercera posición, por detrás de los dos Red Bull, logró romper con el dominio que venían ejerciendo en la competición Webber y, sobre todo, Vettel, que sigue líder del Mundial tras la prueba disputada en Silverstone.

En la vuelta 27, una demora en el cambio de neumáticos del alemán, le permitió al español tomar la punta de la carrera y no abandonarla hasta el final.

Hacía casi nueve meses, desde el GP de Corea de 2010, que Ferrari no ganaba una carrera de Fórmula 1.

"Hoy di dos vueltas con el auto de 1951 antes de la carrera. Ahora, sesenta años después en el mismo circuito, con la misma atmósfera y la misma pasión, ganar de nuevo. Estoy muy orgulloso lo hace un día especial", declaró Alonso.

La 375 F1 es hoy propiedad de Bernie Ecclestone.

Ferrari tuvo un festejo perfecto en Silverstone
Como pocas veces, Alonso se mostró ayer orgulloso de pertenecer a Ferrari.

***

VIDEO: Alonso manejó la Ferrari 375 F1 de Froilán

***

Los tifosi entrevistaron a José Froilán González “Ferrari está siempre en mi corazón”

Ferrari y toda la Fórmula 1 celebraron ayer el Silverstone los 60 años del primer triunfo del Cavallino Rampante en la categoría, de la mano de José Froilán González. El argentino no pudo asistir por razones de salud, pero respondió por internet las preguntas de los tifosi.

Aquella victoria del 14 de julio de 1951 fue la primera de las 215 coronas que Ferrari lleva sumadas en la Fórmula 1.

Tal como se anunció el viernes pasado, Ferrari organizó una entrevista por Internet donde los tifosi dejaron sus preguntas para Froilán González, que se encuentra en Buenos Aires todavía recuperándose de una reciente operación coronaria.

-¿Qué recuerda de aquél día en Silverstone?
-Estaba muy nervioso antes de la largada. Fangio me había dicho que yo podía ganar y yo sabía que tenía chances. Había cuatro autos en la primera línea: los dos Alfa de Fangio y Farina, la Ferrari de Ascari y mi Ferrari 375 F1. Los cuatro patinamos en la largada y los que estaban en la segunda fila nos superaron con facilidad, así que me encontré en cuarta posición al llegar a la primera curva, con Fangio y Ascari detrás de mí. Después conseguí superar a Villoresi, Bonetto y Sanesi, así que para el final de la segunda vuelta ya estaba en la punta. Pero Fangio se ubicó justo detrás de mí y me superó. Yo no perdí las esperanzas porque sabía que Juan debía parar, tarde o temprano, a recargar combustible, algo que yo no tendría que hacer. Así, me mantuve cerca de él durante 30 vueltas. Cuando Juan entró a boxes, lo superé y me comencé a alejar. En los boxes de Ferrari estaban preocupados porque me pudiera quedar sin combustible, así que en un momento me hicieron parar a recargar 20 litros en el tanque: pero me las arreglé para volver a la pista aún con 50 segundos de ventaja sobre Fangio. El resto de las vueltas no tuve que esforzarme demasiado y gané la carrera.

-¿Qué significa para usted ser la primera persona que ganó un Grand Prix para Ferrari y, por lo tanto, haberse convertido en una parte importante en la historia del Cavallino Rampante?
-Sólo me di cuenta de lo que significaba haber ganado esa carrera al miércoles siguiente, cuando fui a ver a Don Enzo a Maranello. En su oficina estaba colgada una gran foto de mi triunfo, ¡justo detrás de su escritorio! Me pidió que la autografiara y que le describiera la carrera hasta en los más mínimos detalles. Después me regaló un reloj de oro con la imagen del Cavallino Rampante. Sólo tres días después realmente comprendí que había sido una victoria especial.

-¿Qué significa Ferrari para usted? ¿Todavía se considera un fan?
-Ferrari es el máximo nivel del automovilismo. Para mí, siempre fue motivo de orgullo haber conseguido su primera victoria en la Fórmula 1, especialmente cuando consideramos lo que la marca logró en estos últimos 60 años.

-¿Le gusta la Fórmula 1 de hoy?
-Sí, hay algunos pilotos realmente grandiosos, a pesar de que todo sea muy diferente a mis días. Siempre miro los Grand Prix por televisión.

-¿Le gustaría cambiar algo de esta Fórmula 1?
-Es difícil de decir, porque la veo desde afuera, como parte del público general, y no estoy al tanto de todos los detalles.

-¿Qué diferencias advierte entre los pilotos de su época y los de la actualidad?
-En aquél entonces, ¡éramos amateurs! Si al comienzo de tu carrera no tenías un casco, simplemente te ponías algo que sirviera para mantener tu cabello en su lugar, aunque no sirviera para protegerte. Hoy en día, se dedica mucho trabajo a la preparación física, los pilotos entrenan en simuladores, nosotros no teníamos ni idea de ciertas cosas.

-¿Y en relación a los autos?
-También acá hay muchas diferencias: el progreso que se hizo en términos de tecnología es increíble. En mis días, sólo teníamos el volante, la palanca de cambios, los pedales y nada más. Lo más importante de todo es que los autos modernos son mucho más seguros.

-¿Qué mensaje le enviaría a los fanáticos de Ferrari?
-Ferrari es lo máximo: siempre está en mi corazón y es una pasión que se puede sentir y experimentar en todo el mundo.

Ferrari tuvo un festejo perfecto en Silverstone
La última aparición pública de Froilán, durante el Salón de Buenos Aires.

(Gracias a Pipas por el video)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com