A siete meses de su fallecimiento, el piloto y constructor argentino Clemar Bucci recibió anoche un doble homenaje en la sala de exposiciones Itaú Cultural.

Por un lado, la artista Ana Montecucco presentó el simpático Dogo SS 2000 GT, una curiosa escultura en chapa -inspirada en las líneas del famoso concept car que Bucci creó en 1970-, con la idea de llevar a escala real la creación de autitos de papel.

Por el otro, la familia Bucci aprovechó la apertura de esta exposición para informar que el Bucci Special, el superauto argentino en el que Clemar estaba trabajando al momento de su fallecimiento, será completado.

Montecucco es una artista de vanguardia de 28 años que hace seis meses se topó por primera vez con una foto del Dogo.

“No sé mucho de autos, pero las formas del Dogo me fascinaron desde el primer momento y a partir de ahí se convirtió en una obsesión. Cuando me enteré de la historia de las trabas burocráticas que sufrió Clemar Bucci cuando quiso llevarlo a la producción se me ocurrió que un buen homenaje sería fabricarlo finalmente en serie, aunque fuera en papel”, le explicó la artista a Autoblog.

La escultura en escala real, que se expondrá hasta el 5 de agosto en Cerrito 740, tiene una estructura de hierros y una carrocería en chapa doblada. Pero eso no es todo, junto a la curadora Nora Schulman, Montecucco imprimió una “edición limitada” de mil ejemplares del Dogo SS 2000 GT en menor escala y en papel –con prácticas instrucciones de troquelado-, que el público puede retirar gratis en la misma sede de la exposición, hasta agotar el stock.

Más allá de esta especie de happening estilo origami-naïf, la gran noticia para los amantes de los autos de verdad-verdaderos la llevó al cóctel de inauguración Pablo Bucci, sobrino de Clemar.

Pablo le reveló a Autoblog que el Bucci Special, el superauto biplaza con motor V12 AMG en el que Clemar trabajaba al momento de su deceso, se encuentra en estado avanzado de construcción.

Incluso mostró fotos -que por ahora no serán publicadas- del deportivo de aluminio y fibra de carbono en el taller de la vieja casona del Bajo Belgrano, donde Clemar trabajó y vivió durante sus últimos años. En el auto sigue trabajando el mismo equipo original.

Pablo estuvo involucrado en el proyecto del Bucci Special desde el comienzo y considera que terminarlo “es el mejor homenaje” que puede brindarle a su tío. Heredero de una dinastía de corredores y constructores de autos cercana a cumplir un siglo de existencia, Pablo Bucci cree que el Special estará listo para ser presentado a fin de año o a comienzos del 2012.

Para saber más sobre Clemar Bucci y el Bucci Special se recomienda leer esta nota y esta otra también.

Los autos de Clemar Bucci entraron en “producción”

Los autos de Clemar Bucci entraron en “producción”
Ana Montecucco, creadora del Dogo de origami más grande del mundo.

Los autos de Clemar Bucci entraron en “producción”
Foto de archivo del Dogo original de 1970.

Los autos de Clemar Bucci entraron en “producción”
Foto de archivo de Clemar Bucci, en 2009, con el diseño del Bucci Special.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com